729 riada


“LA poesía,
mientras más pública
es más íntima,
multiplica la complicidad
de otras intimidades”
Silvia Elena Regalado.

_______

hoy
de nuevo aquí
guaricha mía, comienza la vida…

y otra de tus pestañas -en un descuido-
navega hasta un borde de la taza
de mi café con leche

-¿cómo no amarte aprendiz de hechicera?

tu voz marcando dulces pautas
tu desgano largo y alegre en las mañanas,
convertida en todo circuito que recién comienza

yo solo soy palabras

tú eres el golpe que me guía, que me cruje
y de algún modo, las cosas que siento y escribo
solo las llenas tú

poema mío ya torcido por soles de agua,
mi radar mas tonto y ciego para encontrar palabras

en fin, eres el zarpazo que un dios enloquecido,
un día luminoso dejó en la mitad de mi alma

me encanta despertar llamándote,
decir tu nombre despacito, dejar mi voz
sembrada junto a tu oído como guardián de tus greñas

sentir tu aliento, escuchar tus sonidos matinales
como si fuesen oraciones perfectas

me bastas tú, mi huracán distraído, mi volcán menudo
mirarte para entender que estoy vivo…

-729 riada-

Anuncios

701 riada


“THE imposibility of being human…”
Charles Bukowski.

 

_______

 

como un pájaro que dulcemente llega
así como quien pretende levantar las alturas
llegas tú y te quedas

orbitada de indómitos menesteres,
tú flotas y giras como los planetas
y por ti aullan las puntas de todos los lápices

me hablas de febreros que gotean desde unas clepsidras
mientras que de tu pelo florece el conjuro impostergable
de unas luciérnagas, como lunas encendidas

me dejas en unos adioses, sin abrigo, sin linternas
mudo como un cuerpo celeste deambulante,
con apenas el botón de la memoria
que pulsar…

-701 riada-

699 riada


“PUES no pierde su línea por una fiesta griega
y al acaso indeciso, ondulante, se pliega
con los ojos lejanos y el alma distraída”
Alfonsina Storni.

_______

ay guaricha…
yo hace ojos que estoy gradas arriba
en esta tartamudez de miradas como brasas llovidas

tan clandestinas
como botellas descalzas deambulando en el mar,
desertoras guitarras que navegan tus piernas de cal disipada

porque eres tú, baraka extranjera, esta temporada
la mejor obra presentada en el teatro de las variedades

te celebra el tiempo, la música
y yo, aplaudiendo tu brevedad de luciérnaga

antes que te marches, o termine tu función más estelar
déjame pintar todos tus globos con fanfarrias mías

no quiero ser el viento extranjero
entre las acacias, quiero ser embalse o desierto
no importa; pero entre las alambradas de tu hermoso ruido

-699 riada-

riela 681


“NO sé exactamente lo que necesito
Pero lo busco
Para también así hallarte
Hallarnos”
Felman Ruiz Rodríguez.

_______

se renueva su nombre
en la borrachera de mis pensamientos

…y allá van todos mis petardos
contra el susurro del cuaderno sonámbulo

pensarla, siempre
es el poema a la flor perfecta

un solo adjetivo –el más blanco, el más hermoso-

ella es el soplo de los artificios
sobre los temblores del agua

-riela 681-

riela 675


“ME deja presa en la arena
al final de su cauce
Me piensa piedra
y soy luz que se cuela en manantiales”
María Juliana Villafañe.

_______

hoy te vestiré de LETRAS MAYÚSCULAS
para que ahora vayas a tumbar las guayabas
más altas…

luego te desvestiré de río pequeño
para que navegues el sueño de cada verso,
sin secretos…

-riela 675-

648 riada


“TE asomas por mis ojos a la luz de la tierra
y prisionera vives en mí de extraño dueño:
te reducen a esclava mis sentidos en guerra
y apenas vagas libre por el jardín del sueño”
Rubén Darío.

_______

de nuevo esas letanías
en el umbral de tu belleza de puerto que se mueve

ese algo en ti
que llega, suelta y desata las tormentas

en la tonta concurrencia de letras
que te proclaman con palabras que te empinan

yo conquisto las siluetas que de tu cuerpo hilvanan,
las cazo pacientemente y luego empalmo

a este loco enjambre de riadas
mientras otras, simplemente se me escapan

entonces te miro y ansío
como a un verso desprevenido,
de esos que llegan ya desvestidos, sin acuerdos previos

-648 riada-

628 riada


“LA palabra trueno vuelve
a vibrar entre las hojas
como un volcán
como el océano
se estrella contra la frente de quien
sin pensarlo pero a sabiendas
vino a dejar sus pasos —
la huella de sus pasos
aquí
en esta orilla”
Teresa Arijón.

_______

mírame de nuevo
que tu mirada es perfecta y perdura en el tiempo
lo que la reparación de un beso

háblame luego
que tu voz senda mía, es el cauce tibio y seco
del total desguace de mis pensamientos

piénsame así, en silencio,
con ese estruendo hermoso de tus estrafalarios deseos
rodando los metros más permeables de mi cuerpo

ven, amándome en secreto
mientras me represas en sueños,
en aromas, en gestos y en pequeños miedos

-628 riada-