asimétricas nostalgias


“EMIGRA mi alma a cualquier rincón para buscarte.

El trino de la lejanía, suave y delicado,
se esparce, sacude y hace eco.

¡Bonita!, te imagino como eres”
Salvador Pliego.

_______

asimétricas nostalgias las que llegan
y condecoran a todo este silencio insomne

se hacen versos desmineralizadores de lunas
y surge un cuerpo de mujer que riela como las treguas

ya no tardes luz” -grita el loco
que necesita la punzada luminosa de un amanecer

nada importa, sino morir abotonado a la locura” -piensa el suicida
ese mismo que araña a las estrellas fugaces

y todo…
hasta obtener los suficientes segmentos de pájaros en las manos
que trasciendan las insuficiencias del ocaso

-riela 559-

Anuncios

las conjeturas de la noche


“¿UN poema es un beso y por eso es tan hondo?”
Vicente Núñez.

_______

acompáñame en las conjeturas de la noche
y arañemos con los ojos a esos giros
incandescentes de la luna

aguardemos en silencio
el desplome azul de los albatros
a la hora en que cuelgan suspendidos los insomnios

quizás y solo quizás
de nosotros sobreviva algún verso
de esos, que deambulan vestidos de sombra negada

 

-518 riada-

el viento apenas


“NO conocían el mar
y se les antojó más triste
que en la tele,
pájaros de Portugal

sin dirección ni alpiste
ni papeles

él le dijo vámonos
Dónde le respondió
Llorando ella

lejos del altar mayor
en el velero pobretón
de una botella”
Joaquín Sabina.

_______

con tu copete de colores
torrencial, como el abismo de un mediodía
y con el marfil de tu sonrisa tallada sobre todos los afiches

llegas
con esa culpa casi impalpable
de la llovizna que espesa hasta convertirse en lluvia

desarmas y luego juntas tus pedacitos de palabras
y en las ramas de tus manos
tiemblan dos cafés

al fondo siempre sabina… esta vez: pájaros de portugal
y tú eres ese pájaro ya hecho un tilde, que regresa

el viento apenas
ese pincel que usas pa’ dibujarte

-514 riada-

adjetívame


“Y aquí y ahora te nombro río para
que te hagas un vestido de espuma y
viento río nuevo que asombre a los
pájaros y subvierta la geografía
¿podrías hacerle el amor a los puentes?
¿harías dudar a los suicidas? ¿o rodear
con un collar de bruma el sueño de
los solitarios? ¿sentirías sobre tu vientre
las monedas arrojadas por jóvenes amantes?
¿soportarías la miel lenta y vacía de la
mirada de los pescadores? ¿y la caricia
sensual de las garzas en el ocaso?
Alejandro Carrizo.

 

_______

 

lluéveme
hasta la redención del olvido
y hójame de esos atardeceres amarillos

gotéame desde los insomnios
hasta el vértice + fluorescente del poema
y luego, verbéame un haz de luz en cada verso

polvoréame estrellas sobre las francas roturas
en la senda febril de cada adjetivo

y luego, adjetívame la piel de sueños tuyos
que mi mano de poeta, luego los alcanza

-491 riada-

la diástole a mansalva


“UNA insurrección, un poema, un amor, un trabajo, son del registro de la perfección”
Marc Perrin.

_______

no era entonces una mujer
más bien, un río pequeño, sin cauce
otras veces, ella era como una hoja suelta, sin punta

siempre fue un error inadvertido, jamás corregido
la levedad sin límites de unos guijarros
devenidos del horizonte

pero un día, libre de transeúntes inútiles
la huella pequeña de su pie
calzó sobre mi huella
y se hizo paso

la inventé mujer
en el estallido de un crepúsculo
después, la habité largamente prisionera sobre témpanos
gigantes de lunas, que no sabían de sus catorce signos zodiacales

ella, ahora es la diástole a mansalva
otras veces, la que habita en las ruinas del mármol
sobre poemas de vallejo, que sin razón alguna
se me quedaron sueltos…

-riela 480-

los parapetos de la tarde


“—MAURICIO, ¿cuánto vale un pasaje a Irlanda?
—No sé, es engorroso averiguarlo hoy domingo.
—Déjalo. Nunca iré a Dublín.

No basta amanecer con un libro entre las piernas.
Mejor leerse en sólido.

El mediodía barre papeles en mi escritorio.
Acopio lo absurdo, lo templado, cierto ruido”
Jacqueline Goldberg.

_______

de tanto nombrarla
se me va otra tarde en los ojos
de mi chiquita fea

a pesar del ruido agónico de los colores
y a pesar del vuelo inadvertido de tantos pájaros

es tanto ese oficio sin pausa en el canto de unas olas
sobre el ropaje marítimo, incrustado y extendido en su mirada

que entre la fina enredadera de verdiazul encanto
de sus ojos, todo termina dando brincos

es así como los parapetos de la tarde
finalmente, vuelan

-riela 329-

dos vivos silencios


“LLEVO al mundo como pendientes en mis orejas,
rozo con mis pestañas a los desconocidos,
beso manos de transeúntes
(hormigueo en los labios).
Que alguien me aborde,
soy el metro que esta ciudad jamás conoció”
Mayra Oyuela.

 

_______

mañana será el mar
la arena blanca, de nuevo
las sílabas barco de su cuerpo

su mano, ya sin un pañuelo
pero algo suyo me llevo
algo mío le dejo

me llevo dos vivos silencios
dos profundos verdes misterios
que en sus ojos elevaron los incendios

dejo a su oído el soplo de un verso
ansioso, como la ráfaga final del viento
esa que levanta la falda al frenesí de un beso

-riela 314-