particular alcurnia


ANTES del soplo natural
de la palabra, fue la luz
grafismo y vez
para la urgencia de metáforas”
Gilberto Castellanos.

_______

hay palabras que carecen de un puerto
de un cuello, de un tono estratégico y de ganas para volar

ahora escurre una estrofa íntima y ya desnuda
entre los escombros de viejos muros de palabras, me mira y se va

sucede es que la amé como a la arena del mar
tercamente atascado a su ombligo, sin códigos ni brújulas

pasa es que la tuve peninsular, y ella
me hizo alfombra navegada, con el solo pabilo de una mirada

y la miré, como se mira a los relámpagos
cuando ella era la lluvia y tiritaba frente a un espejo vectorial
como una hoja recién aprendida

después la supe instrumento musical,
cima en llamas que alumbraba mi arsenal de sombras,
locura banal cuando la noche no tenía las salpicaduras de su rostro

y al final, es esta particular alcurnia trepando los costados abismales
de tanto desasosiego, lo que hace ahora un simple parodia
de estos versos…

-riela 551-

Anuncios

tu quitamanchas de peces


“SI mi palabra brilla para que tú la leas,
temblará en el rocío, persistirá en la estrella”
Elsie Alvarado de Ricord.

_______

como otros dicen:
premura y deseos de ser solo sombras…

sorteando premisas caigo en pozos de palabras
toco fondo y siempre regreso a buscarte

es que no se puede borrar a los inviernos
ni a los brazos que acogen perfidias y tercas soledades
de esas que deambulan por aceras, vestidas de franjas amarillas

amor mío, yo prefiero ser sombra que deseo
un negro velero entre las más densas luminosidades

prefiero ser letra minúscula, tambaleante de nostalgias
lluvia ruidosa y menuda, a ser una cicatriz grande pero distante
verso extranjero, tatuaje, locura, vuelo, oleaje, escoria, prontuario
a ser humo esparcido, o ese lunar maquillado a tu altura de pubis

prefiero la nada que al olvido -dije una vez caminando a tu lado-
dibujar liubliana en tus ojos descalzos y que después
no utilices tu quitamanchas de peces…

-¿me llevas?

-545 riada-

extrañas predicciones


“MIS espacios
se llenan de imágenes.
La esfinge del enigma
se mece como aceite sobre el agua”
Lil María Herrera.

_______

que guarda extrañas predicciones, dicen que por seguridad
pero es ella quien las salva de las tentaciones marítimas
de la noche

de ella es ese galardón de cuerpo revolcándose en la arena
ella, la perversa aguja hincada a la tripulación ociosa
de las palabras mías

mira los gestos territoriales de la sinovia en su rodilla izquierda
luego, me los describe en mensajes de texto, en ese formato
hermoso donde + bien parecen catálogos
de maderas por esculpir

ella es el dulce parapeto de los insomnios míos
que solo la lluvia interrumpe, a veces

ella me defiende inútilmente de mis barajitas de béisbol
y celebra mis rielas, cuando algo araña los bordes
de su espesura de boca

ella es quien me dice y sostiene:

-la música y la poesía son dos entes tóxicos
-dos humming birds huyendo del licor de unas camelias
-dos sombras aristocráticas en un solo ataque de tos
y despeinadas, ambas por el delirio de un relámpago
eternamente ascendente…

y yo siempre la escucho
mientras miro entre sus manos mis barajitas de ripken

-riela 544-

entelequias


“TRAS la dorada libertad vino la condena al cautiverio.
Los héroes llevaban sobre ellos la sentencia,
al desafío de la tierra entraban como en una noche oscura exclamando:
La libertad vale más que la vida.”
Karol Wojtyla. -Juan Pablo II-

_______

entre las entelequias intelectuales del neovitalismo
que ya vivimos, según hans driesch…

-¿verdad mi negra, que tú si puedes derretir las piedras en amarillos
para después huir conmigo, pero entre las jaurías
de estos y de otros versos?

con la alegría con que pintan los nuevos hacedores de palabras
a los poetas españoles del veintiocho…

-¿será que tú si puedes, alumbrar con tus dedos de alambre
a la lluvia que dulcemente abraza
a los fríos inviernos míos?

para no olvidarlo todo sobre la meta de lo ya alcanzado
más allá de las teorías de hegel…

-¿quieres ser tú, mi portaequipaje de huesos, de risas y adioses
algo así, como mi maleta pasada de moda camino a la patria
de inabrazables recuerdos?

-538 riada-

premoniciones de mayo


“LA risa de dos mujeres separadas -roto el lazo- cubierta la mandíbula de hierba y blancas floraciones -es igual al llanto”
Laia López Manrique.

_______

había una… vez:

-un poema que sangraba premoniciones de mayo

-unos versos que tiraban del viento
desde unos mapas sintéticos ya deteriorados

-un domingo suicida con mil intentos fallidos

-un beso fortuito con levedad de hoja seca

-dos aguaceros perdiendo equilibrios
entre los suburbios más anchos de mi feíta

-unos bolígrafos tinta negra bailando tangos
sobre unas letras permeables

-un pájaro que tejía bordes de promesas amarillas
a su sombra borracha de vuelos

-un poeta que no sabía su nombre
ni de quien era la grieta que cruzaba su pecho

-un golpe en la puerta del buzón donde los días
van guardando sus horas

-un destello de suerte menstrual en el bazar de las brujas
que ansiaban deshielos de las páginas de su sexo…

-riela 535-

sucumbir a la mordedura


“LIMPIEMOS la cama de las nubes
ella no saben de bombas
ni de tornillos

sólo aprendieron a convertir la luz en rosa

limpiemos sus pies
que están llenos de lluvia

todo
veamos
que no siempre
nos visitaran los cielos”
Luis Perozo Cervantes.

_______

me gusta
mirarte morder las pomarrosas
y luego reír contigo hasta la traducción de los pedazos

sucumbir a la mordedura
y que te apresures a los domingos de pájaros alegres
esos que siempre hicieron cantos con tus silencios de flor

como en esas treguas
que te inclines a la fruta y se fugue tu cordura
al otro extremo de tu risa, donde se pintan verdiazules tu ojos

-527 riada-

diferente a uno mismo


“LOS pájaros cantan tras la tormenta -¿por qué no va poder la gente deleitarse con la poca luz que les quede?”
Rose Kennedy.

_______

miradas que perfuman apuntando siempre al alba
es ella, devorándose los párpados

escurren en silencio
duras ganas en nuestras blandas manos
es la metamorfosis de la nada, diferente a uno mismo

aquí y con ella, yo aprendo del barro
harapientas luminarias al viento fuimos, aún somos
hasta alcanzarnos como dos granos de arena

-¿cuánto hace que el cuervo de frost
se posó sobre la última rama?

-le pregunto y ella sonríe…

-tú y yo, somos una escaramuza sin fecha escrita,
dos armas peligrosas, extraviadas sin tags de ruidos -me dice

y ahora no me preguntes por qué ni cómo así -sentencia
seriamente ella- entre largos sorbos de su café

-riela 521-