marinera del entrevero


“EL amor o es lluvia o es charco”
Javier Payeras.

_______

marinera del entrevero
la de ese aroma a café que efervece inquieto

tu mirada me trae la música
de lejanas bandadas

que para definir “entreveros” detienes
el gesto de los amaneceres

tú eres la de los ojos verdes
la del albo alegre que persigue trenes silentes
por los andenes del alma mía

la que pinta este noviembre
entre la algarabía y el silencio tenue
que pueblan de polen a tu sonrisa de niña

-605 riada-

Anuncios

salven las ranuras de la noche


“DE aquello que soñabas realmente
no queda más que un silencio sideral
un lento descorrer de las estrellas
en charcos y filamentos de oro”
Giovanni Ibello.

_______

entre palabras que embisten desde la memoria yerta,
la lluvia sustenta las salpicaduras de su propia voz

los pájaros de la reminiscencia parecen sombras
de esas que llegan a destiempo a posarse en paredes vacías

que borren la luna…
-no importa- pero salven las ranuras de la noche

son tan absurdos los fieros alardes suyos ante el destello
que permanece demasiado tiempo deshabitado

languidecen hasta el ocre las manecillas de los relojes
que ventilan y se impulsan a las abreviaturas del tiempo
como si interpretasen la torpeza de tan poca luz…

 

-riela 604-

un día inusual


“SI alguien le pregunta, él, sin dejar de andar, explica:
Silbar en la oscuridad para vencer el miedo es lo que nos queda”
Gastón Baquero.

_______

-¿cuánto pesa un día inusual
de esos que celebran tu textura libre de pudores?

-¿cuánto cuesta el libre azar
cuando tu presencia de río se hace urdimbre al horizonte
y me habla y canta en ese idioma de los albores?

y aunque seamos solo un sueño de elegantes quijotes…

-¿volveremos al olvido, a la ondulación del agua, solo pa’ juntar
aquellos instantes cuando en despliegues enormes
la fantasía tejía sombras nuestras
en la noche?

-602 riada-

la poesía y las ardillas


“LA poesía es un arma cargada de mercurio,
—hay una minoría que la atrapa—”
Belén Reyes.

_______

la poesía
y las ardillas
son entes de la misma especie

-¿parientes cercanas?

ambas esquivas, medianas y marrones
te miran fijo
devoran, no comen

parece que invernan, pero no…

ellas rabian
son fulanas de corriente alterna

-riela 600-

mágico embeleso


“AHORA, que emprendo nuevamente la marcha,
vuelvo el rostro hacia el lugar donde solía morar
y veo al gato iluminando la ventana.
Cierra los ojos.
Comprendo que se ha ido”
Roxana Elvridge-Thomas.

_______

la música
nos traerá siempre
ese mágico embeleso
con que la antropología convierte al pez
en el ala del cometa

llueve
sobre el bosque de escamas fluorescentes

la noche dibuja sus mitades de orificios negros
y la flor que tiembla, añora ser el último retorno
de algún pez

para que nos quede otra cosa
que no sea solo mar y espuma, que llueva y llueva
sobre este incendio que repara todo rasguño
inútil

y colgado del séptimo cielo -que sobreviva-
con todas sus banderas desplegadas
ese pez que ahora fuma

-riela 599-

el catorce de neruda


“A nadie te pareces desde que yo te amo.
Déjame tenderte entre guirnaldas amarillas.
Quién escribe tu nombre con letras de humo entre las estrellas del sur?
Ah déjame recordarte cómo eras entonces, cuando aún no existías”
Pablo Neruda.

_______

catorce veces el catorce de neruda
ese en que tu resides con cotidianidad casi perfecta

marinera
es que tú estás hecha de sombras a mi medida

vives en la madera invicta de mis inventarios del moldava
y trazada en mi vida, como desde antiguas carrocerías egipcias

aunque esté lejos de tus ojos, de tu tiempo, mi voz te alcanza
como rielas escarbando en distantes barcos a la deriva

y es que hoy ando recolectando tardes tuyas como a caros fragmentos
con el mismo ímpetu concurrente que tienen los ecos

-598 riada-

llamarte tumulto


“ESTE es un viaje
sin más brújula que el viento
ni más compañía
que este miedo y esta noche”
Ana María Navales.

_______

llamarte tumulto

como a la luz que se emite
desde las espesuras de las esferas

te me haces verso infinito
a medida que más y más te alejas

me sobran palabras
que suenan como las hojas secas

y me falta un mar
que golpee y anochezca
la blancura en que me dejas

-597 riada-