a mia wallace


“MIA Wallace hace magia con las nubes
las pulveriza divide e inhala
y todo el caos del cielo se refleja en su sangre

siempre hay lugar para más nubes
entre cigarros y miradas
entre malteadas y una imposible Marilyn
que resucita para ventilar sus piernas”
Requiem por un twist- Ivonne Gómez Ledezma.

_______

semejan dos misiles las piernas de marilyn
ahora dirigidas desde ese poema de ivonne

pobre vincent vega, el gran seductor
que desnuda estrellas de cine a la hora traslúcida

ahora miro los temblores, al paso del aroma de mia
y sus manos se me hacen luces sobre la cáscara del humo

plenitud del twist que estalla sus hilos en las arterias
y define las estalactitas que resbalan de las palabras

es ese twist lo que moja ambos pies de su nombre
y dibuja cigarrillos blandos sobre la página de preguntas

-¿verdad que sus senos parecen peces muertos
que huyen de un dedo hambriento
en la pecera rota del deseo?

 

 

-riela 568-

Anuncios

asimétricas nostalgias


“EMIGRA mi alma a cualquier rincón para buscarte.

El trino de la lejanía, suave y delicado,
se esparce, sacude y hace eco.

¡Bonita!, te imagino como eres”
Salvador Pliego.

_______

asimétricas nostalgias las que llegan
y condecoran a todo este silencio insomne

se hacen versos desmineralizadores de lunas
y surge un cuerpo de mujer que riela como las treguas

ya no tardes luz” -grita el loco
que necesita la punzada luminosa de un amanecer

nada importa, sino morir abotonado a la locura” -piensa el suicida
ese mismo que araña a las estrellas fugaces

y todo…
hasta obtener los suficientes segmentos de pájaros en las manos
que trasciendan las insuficiencias del ocaso

-riela 559-

sucumbir a la mordedura


“LIMPIEMOS la cama de las nubes
ella no saben de bombas
ni de tornillos

sólo aprendieron a convertir la luz en rosa

limpiemos sus pies
que están llenos de lluvia

todo
veamos
que no siempre
nos visitaran los cielos”
Luis Perozo Cervantes.

_______

me gusta
mirarte morder las pomarrosas
y luego reír contigo hasta la traducción de los pedazos

sucumbir a la mordedura
y que te apresures a los domingos de pájaros alegres
esos que siempre hicieron cantos con tus silencios de flor

como en esas treguas
que te inclines a la fruta y se fugue tu cordura
al otro extremo de tu risa, donde se pintan verdiazules tu ojos

-527 riada-

las estatuas de praga


“NO es extraño que Kafka soñara
con inacabables construcciones,
castillos infinitos o inaccesibles,
complejos como la Historia”
Emilio Martínez Eguren.

_______

-¿en qué riada amor mío,
la humedad de tu boca fue que se me hizo
tarde lluviosa?

tú pervives marinera entre las estatuas de praga
al viento, entre los pañuelos blancos
de jaroslav

-477 riada-

me mostró pájaros


“QUE vuelvan a fluir riachuelos desde tu mentón y deshielen los glaciales de mis manos. Nacimos para aullar al sol en estos veranos sin fin”
Yuliana Ortiz Ruano.

_______

ella cifraba sus pasos

la miré venir como a una espiga liviana
sobre el agua

me mostró pájaros y las ramas más grandes
que transitaban sus manos

y no supe entender ni la luz bajo la lámpara
sobre su mesita de noche…

ni cuando levitaba como la espuma
sobre el mar de mis enjambres de letras

-riela 454-

la música…


“ES como cuando una película acaba,
los nombres pasan desapercibidos,
la música de cierre termina extraviándose
en el sonido de los asientos
que se tornan vacíos”
Mario Morquencho León.

_______

la música se me hace agua redonda
bajo la vértebra húmeda de un beso suyo

el temblor distante de una estrella pequeñita
es el ala del ángel donde un dios escribió su nombre

y que después se hizo poema, sobre las limaduras
de los naufragios que perfuman la noche

-riela 438-

cauce presuroso


“DIME amarilla flor de araguaney
primavera quemada en la garganta del cristofué
¿dónde voló la luna a media sal
que rizaba la ola
fugaz?
¿qué se hizo? Navego hacia atrás
Caracas se ha dormido
lejos del mar”
Gloria Cepeda Vargas.

_______

tu cuerpo es el cauce presuroso
que yo aprendo a deletrear

desarmo tu marfil redondo
hasta el señuelo de la desnudez

y me quedas tú, exacta, entre la boca y la flor
-un roce apenas- mientras unos pájaros migran

abierta como una mano para que pase la arena
con los colores del mar hasta los arcos de tu pecho

-343 riada-