pasar la página


¿SERÁ la rosa,
será tal vez el pétalo desnudo y transitorio?
Anjelamaría Dávila.

_______

puedo pasar la página
o hacerme lluvia y escampar en ti
mientras tú ordenas las horas que tiñen de colores
a los amaneceres

puedo reducir esas anchuras del tiempo
o sentarme a escribirte aplausos que parezcan versos
mientras tú regresas vestida de mar

puedo olvidar las otras voces,
esas que dan forma infinita a tu voz de primer día
mientras tú, despacio, te me haces hoja de otoño
entre las manos

-232 riada-

el gran gatsby


“ELLA sonrió, con una conmovedora sonrisa infantil que era como toda la juventud perdida del mundo”.
Francis Scott Fitzgerald.

_______

un día, el amor despertará
de una de esas frases famosas de francis scott fitzgerald
sobre una cama en un hotel setecientas treinta y nueve estrellas

seguramente, estás pensando en la luminosidad de “las vegas”
y en aquella penúltima y tragicómica conferencia
donde demostraste que la hojilla transparente
que llevas guardada en tu billetera,
crecía siglos mientras desgarraba
las sangrantes claves secretas
de tu suerte y cuentas
bancarias…

entonces, eras simplemente
el gran gatsby

-229 riada-

rilke


SE avanza a tientas / vacilante
no importan la distancia ni el horario.”
Mario Benedetti.

_______

maria es impalpable
y hasta con cierta terquedad,
la más íntima de todas mis instancias
sobre el palpito de ojos, entre tantos ojos extraños

y le parecerán muchos
-demasiados quizás- los pasos y peldaños
entre sus fotografías de niña y sus asombros de mujer

-¿acaso rilke, no el poeta sino el hombre
fue quien precipitó el barro en sus zapatos blancos?

-¿acaso piensa ella, que dante fue la mano
que cerró las páginas del infierno?

pues no…

-riela 204-

¿qué pensarían los gatos del cielo?


“POR culpa de los números
se me cayó la casa de la suerte
y hasta el amor más firme
se fue por la tangente”.
Violeta Luna.

_______

fue una soleada mañana maracaibera
y no en una noche de luna llena
en que yo, me enamoré de ti

fue por eso, que al principio
yo me negaba a que tú existieras

luego, temí que huyeras
al descubrir, aquellas empalizadas mías en ruinas

aquel montón de escombros, que quizás para tu asombro
te confieso ahora, me rodeaban a mí

ay amor,
-¿què pensarían tus siete gatos
y mis tres perros del cielo?

cuando llegaste tú,
transitada de suaves silencios
y te posaste entera, sobre mi cuerpo
y en poco menos que un asalto,
cortaste todas mis salidas
y consumías,
sin que mediara,
una sola palabra

en tu entrega
me rasgabas toda el alma
en un delirio de besos caídos
sobre tu puerto de lentos erizos
y en la dicha que desde tu boca
desembarcó como mi destino

-199 riada-

flores de siempreviva


“VAS
llena de páginas líquidas,
errante sobre versos que escribí
en gotas de otoño,
limitada a preocuparte
si las hojas que te cubren
caerán sobre mí”.
Francisco Barraza Alonzo.

_______

a ti y a mí, no nos quedan ya motivos ni formas,
ni colores, pero hoy me doy cuenta, que en tu agenda
en calidad de estropeados, persisten algunos suaves aromas

tan nocivo y azariento, como un oficio cotidiano
el amor se nos hizo costumbre, mientras la pasión ardida
tantas veces, ahora reclama y nos grita, al vernos tan precarios

solo quedan los recuerdos, atrapados sin salida
y un cariño que nos nutre y nos cercena,
en tu mirada ya no quedan, flores de siempreviva

a veces en silencio, miro cómo y cuándo suenan
tus lágrimas, en tierno tropel sobre la piel de tu tristeza,
tropiezo y te me vas volviendo ajena

duele verte dando vueltas y contando las promesas, que el tiempo,
la alegría, el placer, el humo, los celos y hasta el amor, nos hicieron
sobre un colchón y que luego, quedaron olvidadas, dobladitas en tu mesa…

-192 riada-

poesía transitada


“QUÉ duele -preguntas- qué me duele
mientras borras mi adiós de tu bandeja”
Marina Centeno.

_______

la mirada sigue la órbita de unas horas sorteadas
pero, la entrega nocturna yace confinada

los anhelos ambulantes sin su aviso:
“carga pesada”

seguramente olvidado en algún hombrillo

pensamiento que deriva en versos
-de esos, que nunca escribo-
se hace poesía transitada

se viste de gotas de rocío
y aparca en forma de manto húmedo
sobre cada letra de su cuerpo

-riela 182-

murallas de viento


“HOY probé el fecundo silbo de la adormidera
en el impío mediodía de lumbre
donde nos abandonamos”.
Pilar Sanabria.

_______

apenas me imagino
porque aquí la tristeza
cojeando se pasea
con tan poco tino…

xq ya vienes tú
y traes completo mi mapa,
con tu silbo alegre de serpiente,
tu melodía de arpa
y todos tus alfileres

vienes mi bruja, ya vienes
con el calor de tu propio clima
en este hermoso día,
cuando más se venden
mangos
en los mercados
y en las esquinas

llegas y te conviertes
en la que vende y la compradora
de todas las especies,
la que enarbola
el fuego, urgentemente
sobre la coartada
de mi tristeza
mientras reclama,
el maíz mas dulce pa’ la ensalada
de nuestra mesa

llegas
y es derribando murallas de viento
y me entregas al fragor, tus caramelos
mientras me hablas
como en griego,
de vainas
que nunca entiendo

me hablas de tus horas, desvelada
y de las portadas
que en tus revistas
juegan al fuego
de los anhelos
de los artistas,
con la misma prisa
que tu sonrisa
enciende estrellas por todo el cielo

 

-179 riada-