las riberas llovidas del sava


“EL verdadero amor no es otra cosa
que el deseo inevitable de ayudar
al otro para que sea quien es”
Jorge Bucay.

_______

me enseñaste que con tu nombre se puede incendiar al mío
y finalmente entendí, que tus piernas
eran las riberas llovidas del sava

te pedí ojos, y me diste una luna colgada
bajo el cielo de los piaroas

escapé de los cortes no cicatrizados de cindori para llegar a ti
y apenas quedan por allí, unas fotos mías
abrazado a tus silencios redondos

te amarré de pies y manos con poemas asfaltados de rojas guardia
y ya desnuda como su maja, te rompí mil veces
en palabras imposibles de reparar

te inventé unos vuelos citadinos, untados con miel y mostaza
y espanté pájaros que con divisas de ternura
sobornaban a tus párpados

te regalé mi bicicleta secreta de brisas para que remontaras tus sueños
y te hice mujer, en los hombrillos más angostos
de un noviembre sin hojas

te amé como el viento a las flores -totalmente desnudo y avergonzado-
como los niños a las esferas de jabón, como el barco a su puerto
como los suicidas, como los locos

bajo un cielo muy azul, con todas mis banderas
y sin ninguna partitura

-415 riada-

Anuncios

tropezar sin estar


“INCLUSO sus propios pies
se apartaron discretamente de su camino”
Ewa Lipska.

________

la memoria mordida
pero en la intimidad de otra boca

la nostalgia que supura
y se va transformando en derrota

el ruido flaco de sus imaginados pasos tras la puerta
para ella siempre abierta

tanto escuchar sangrar su risa
desde un sexo más abajo o desde un cielo más arriba

tanto tropezar sin estar
con su mirada moldeada sin esquirlas

lento despertar del bronquio asmático
y el de la materia sin átomos

súbita ansiedad en escaramuzas encontradas
escalando siempre, por paredes de su líquida amistad

-riela 364-

cien motores


“DESPUÉS del rito y la tinta
debí recogerme la piel,
la muy torpe se emborracha
con la proximidad del eco”
Alicia Genovese

_______

ella llega
y acelera los minutos, en los relojes

se queda, y mi torpeza se revela
en artilugios y acuarelas de colores

en su mirada hay trenes
de esos mágicos, que nunca llegan a los andenes

en su voz, proliferan pájaros que descienden como aviones
y luego ascienden, como si tuviesen cien motores

-riela 357-

bucles de caléndulas


“NO hay antes ni después; ni acto secular ni historia
verídica.

Una piedra con un nombre o ninguno. Eso es todo”
Juan Sánchez Peláez.

_______

te miro
aún vestida con la lluvia del último marzo
en una playa sin nombre, sobre la alfombra de una tarde

en que todavía las formas infinitas de mirarte
corren como lagartos tras la hoja roja del menú de tus labios
en los enjambres del agua

los deseos
son pececillos que azulean la llama caída
-shhh… que la lluvia no tiene memoria

pero sí el enigma
de esas fotografías donde tu alegría lleva bucles
de caléndulas

-332 riada-

tus formas matinales de navío


“LAS estrellas navegan, las piedras, los destinos
y el barro que se junta en los rincones de anochecer”
Eleazar León.

 

_______

 

-¿de qué lejano país
llega anticipado el recuerdo
vestido de anónima caracola
y resbalando a los cuatro vientos
con esa envoltura desechable
que tienen los corazones
y también los caramelos
que más se pierden, mar adentro?

ay alma,
si tan solo la incandescencia
de tu vendaval de cuerpo
atrapara, hoy de nuevo
esta ingrávida quietud del tiempo,
que como la espuma,
yace esparcida
en la permanencia sin clausura
de tus formas matinales de navío
sobre mi cama…

y nunca, nunca más me pidas
aunque estés muriendo de frío
el calor de mis fogatas de versos

pídeme besos,
ese abrazo ya vencido en el tiempo
y ojos, para mirar las hijas que aún nos debemos

-245 riada-

la mesa sin pan


 “MI espalda termina
donde comienza el vacío”
Sonia Manzano.

_______

entre tú y yo siempre, siempre habrá
un espacio cómodo para la ternura

aquí nada es nuevo, nada es viejo, nada está distante
aquí todo tiene tu edad y el color de tu hermosura

mi dulce ilusión, lanzada en misión de vuelo a gran altura
yo te veo, hasta en las sombras más discretas sobre la luna

en silencio, el amor camuflado fluye, para que el silencio
llegue a escuchar y celebrar, la risa y las pisadas tuyas

en secreto, labraré un mapa para describir estos momentos
y sobre tu piel, mi ruta fluvial favorita para los besos

amanece la mesa sin pan y sin escalas, va y viene el mar
te amo, como el pirata que vive pa’ recordar su mejor aventura

mi preciosa ceguera, te vas convirtiendo de punta a punta
en mi desparpajo clandestino, mi acantilado más ruidoso y estrecho

eres mi mujer bajo la lluvia, eres este aguacero bonito de versos
y de lunas, sobre mis noches más secas y oscuras…

-203 riada-

my guiding light


“LA muerte no es la muerte, es sólo la vida saltando desde un acantilado de enorme altura”
Paul McCartney.

_______

la música de fondo
siempre será el más íntimo detalle
de nuestra hechura

ese preludio discontinuo
que se esconde en su ausencia

la tierna terquedad
de mi no-sombra

es la devastadora franqueza de paul mccartney
en ese CD, hecho de matices de antiguas auroras celtas
cuando ella y yo, éramos la lluvia de mil maneras

-¿recordará?
-no more lonely nights
-you’re my guiding light!

-riela 163-