más allá del ruido


“ESTAS paredes ya no existen
y aún ocupan un lugar.
Cruzamos puertas, soportes, soleras,
y aún los olores desaparecidos
están allí con los derrumbes de este tiempo”.
Rafael José Álvarez.

_______

más allá de la luz
mucho más allá del ruido
-cerca de nosotros-

sobre el litoral de la primera página
del libro sin autor, sin figuras
ni palabras

se asoma el croquis del viaje final

itinerario desolado
el del amor colgado de un labio
desde los tiempos de la erosión del agua

-riela 244-

no es ventisca


“AÚN aquí, aún en los comienzos del amor,
su mano al abandonar la cara
da una impresión de despedida”
Louise Glück.

_______

aprendí del silencio, la serenidad pa’ esperarla
como los ríos esperan a esas tormentas que apabullan
y que nunca en realidad, desembarcan desde la eternidad

como las vocales nuevas que huyen de los diccionarios
llega sonriendo, me dice que detesta la lentitud
de los asombros de la luna, sobre las miradas
sin síntomas de un mar

y ella no es ventisca, es poesía y sin embargo:
-¿dónde fueron a parar aquellos pájaros empapados de nostalgia
y donde el aguaverde de esas madrugadas conque sus ojos
manipulaban al alba?

-riela 198-

del vórtice secreto del silencio


“DEJAN la página del libro abierta al azar,
algo sin decir, el tubo descolgado
y el amor, cualquiera que haya sido, una infección”
Anne Sexton

_______

la nombro
y percibo su desnudez, como desde una caricia pirotécnica

tras bastidores,
allí donde se ensancha el cuerpo del cuarzo, en suave aliento

como en la colmena de tantos naufragios, pero sin un barco
como en la lata vacía, donde sortean su vuelo, los amaneceres

en la prórroga sur, otra vez ella
hecha trayecto sobre el pubis blanco de unas ansias
dentro, muy dentro del vórtice secreto del silencio

-riela 123-

café sin azúcar


“TE voy a regalar un bolero para que no me olvides
Te voy a embrujar, te lo juro. Te voy a embrujar”
Álvaro Montero

_______

me gusta el café sin azúcar
y pensar en sus senos desnudos, ya descifrados…

me gustan las madrugadas con lunas redondas y vagas,
desafiantes, blancas y exactas derramándose sobre una playa

me gusta caminar orillas largas y cuando la siento a mi lado,
siempre descalza, llegándome como un soplo, pa’ quitarme la almohada

me gusta suplementar y sumar, perder y ganar
multiplicar luna y mar, borrarla toda pa’ volverla a encontrar

me gusta amarrar mi costado izquierdo a su continente abajo
pa’ que andemos juntos y alegres pa’ todos lados…

-riela 42-

paquetes de improvistos


“CUANDO seas vieja, una noche, a la luz de una vela
Hilando y devanando junto a la chimenea
Dirás al leer mis versos que te asombrarán:
¡El tiempo en que era bella y me cantaba Ronsard!”
Pierre de Ronsard.

_______

la muerte a solas
es la eternidad

cosechar secretos al borde blanco
de la hora proscrita

cuando la mañana pinta la vida
con ligeros trazos de incertidumbres
y la tarde con pequeños paquetes de improvistos

-riela 24-