Archivo de la etiqueta: George Bernard Shaw

riela 717


“MI voz taciturna
extraña para no repetirte
y no recordarte”
Janina Camacho Camargo.

_______

y los geranios
todavía desparramados
sobre aquel mapa-cuerpo de su densidad

hoy parecen faroles distantes de luna
o cirios recién encendidos a la hipótesis lejana de cierto limite
sobre las aristas pequeñitas del recuerdo
que aunque mío, siempre extraño
y ahora escribo

debe ser esta necesidad culpable de su mirada
la que llena las vasijas de la reminiscencia
desabrochándose como cantos de lluvia
sobre las orillas más sensibles
de este poema

-riela 717-

601 riada


“DÓNDE, amor, encontrará esta playa
barco, naufrago y puerto?
Aída Elena Párraga.

_______

¿cómo se miden distancias y cómo se definen las fronteras
más allá de las palabras?
-no sé…

déjame atrapar para ti ese turpial alegre e inadvertido
entre las ramas que canta y canta a las enramadas
en los tonos del amarillo

ya tú sabes amor mío
que aquí y allá, entre dos palos de agua
tu nombre es el que sostiene la tersura que me contenta

mientras
sobre un piano, no muy lejano de muchas teclas
son tus manos los despeñaderos por donde el viento sueña

-601 riada-

527 riada


“LIMPIEMOS la cama de las nubes
ella no saben de bombas
ni de tornillos

sólo aprendieron a convertir la luz en rosa

limpiemos sus pies
que están llenos de lluvia

todo
veamos
que no siempre
nos visitaran los cielos”
Luis Perozo Cervantes.

_______

me gusta
mirarte morder las pomarrosas
y luego reír contigo hasta la traducción de los pedazos

sucumbir a la mordedura
y que te apresures a los domingos de pájaros alegres
esos que siempre hicieron cantos con tus silencios de flor

como en esas treguas
que te inclines a la fruta y se fugue tu cordura
al otro extremo de tu risa, donde se pintan verdiazules tu ojos

-527 riada-

riela 515


“Y yo estaba abajo leyendo la parte de Cumbres Borrascosas
donde Heathcliff se aferra a la celosía durante la tormenta sollozando
¡Entra! ¡Entra! al fantasma del tesoro de su corazón”
Anne Carson.

 

 

_______

levantadas -como la falda de la noche-
se sueltan sus formas subrayadas
desde las elásticas claridades
donde la hiedra baña de
ardor al labio roto

ella dice que me ama
con su propio desenfreno
desde la latitud de sus afanes
hasta llegar convergente al salitre de una playa
donde el deseo escarba entre cadáveres de mariposas blancas

mientras, ella y yo
amontonamos versos negros bajo una luna descafeinada

-riela 515-

riela 511


“SOY absorbida por intensiones de luz
por la vida como un gesto izado
rojo vivo el poema”
Denise Desautels.

_______

a la sombra como los frutos secos
divulgarán sus ojos, unas lágrimas vestidas de nostalgia

y recordar es como deshojar la distancia
del júbilo desorientado que acaricia

de par en par, su mirada cobija
sueños entre las hojas que sobrevuelan
a las siemprevivas

y se queda maria
como quien extraña su inocencia
en la densidad menos púbica de una ventana

-riela 511-