tu quitamanchas de peces


“SI mi palabra brilla para que tú la leas,
temblará en el rocío, persistirá en la estrella”
Elsie Alvarado de Ricord.

_______

como otros dicen:
premura y deseos de ser solo sombras…

sorteando premisas caigo en pozos de palabras
toco fondo y siempre regreso a buscarte

es que no se puede borrar a los inviernos
ni a los brazos que acogen perfidias y tercas soledades
de esas que deambulan por aceras, vestidas de franjas amarillas

amor mío, yo prefiero ser sombra que deseo
un negro velero entre las más densas luminosidades

prefiero ser letra minúscula, tambaleante de nostalgias
lluvia ruidosa y menuda, a ser una cicatriz grande pero distante
verso extranjero, tatuaje, locura, vuelo, oleaje, escoria, prontuario
a ser humo esparcido, o ese lunar maquillado a tu altura de pubis

prefiero la nada que al olvido -dije una vez caminando a tu lado-
dibujar liubliana en tus ojos descalzos y que después
no utilices tu quitamanchas de peces…

-¿me llevas?

-545 riada-

Anuncios

sucursales


“SI el cielo tiene una sucursal
seguro estoy amor mío, que su dirección postal
está en ese barrio de tus rodillas”
Ángel Valles C.

_______

se desparraman las ganas al tráfico ruidoso de tus rodillas
y encaraman los besos a la garganta del alba
para mirar tu densidad de río, ya escrita

marinera, hoy te llego en ascensor
en vez de usar las escaleras
de tus rodillas,
es que tengo prisa
por tocar las cordilleras
que remontan la imaginación

mis dedos, parecen locos bajitos, peligrosos y ajenos
que se zumban como puñados de arena
como si ellos fuesen los dueños
de ese lunar, en tu rodilla izquierda

-537 riada-

duelen los pies


“AMO el béisbol, pero mi plenitud eventualmente se terminará y mi corazón, lentamente, se romperá. El béisbol se ha mantenido notablemente impermeable a la modernidad, pero es, como cualquier industria moderna, altamente alienable. Acudo a la poesía porque es menos susceptible a la circunstancia. No me conmuevo especialmente cuando un poeta habla de béisbol; no me interesa especialmente que un mundo se encariñe con el otro. Ahora mismo los necesito separados”
Fernando Pérez.

_______

regresando de su quincuagésima plegaria
duelen los pies, y aún no ocurren para nada
los dulce síntomas al alma, de lourdes vargas

unos niños juegan béisbol
en el callejón de los sueños, a contrarreloj
miguel grita: -¡qué frágiles esas costuras tricolor!
y sí, todas flojas en la vieja pelota marrón
pero al vuelo mágico del jonrón,
de cara siempre al sol;
es como una extraña ilusión
la de miguelito cabrera, desde el portón

-¡y miren a la valentina valles!
tan atenta caminando por las calles
luciendo su mejor cartera
recorriendo las vidrieras,
elegante y perfumada
con su falda plisadita, nueva
y la blusa bien planchada;
altiva, labial y altanera
seguro que anda enamorada….

-riela 487-

una escala caribeña


“YO ya me despedía… y palpitante
cerca mi labio de tus labios rojos,
«Hasta mañana», susurraste;
yo te miré a los ojos un instante
y tú cerraste sin pensar los ojos”
Amado Nervo.

_______

-¿volveremos al mar,
a la calma de aquella playa en las costas de louisiana?

-¿o prefieres aquel volumen de oleaje
sobre el litoral celta de la pequeña irlanda?

no importa, pero… -¿qué tal una escala caribeña?

– allí donde el viento dobla las palmeras
pero luego duerme apacible, sobre la breña

-donde tu cuerpo emerga como una isla
y yo a tu lado, sea tu más pronunciada ladera

-donde tu mano escriba y dibuje playas
pero ya sabes, que sea mi cuerpo, esa arena

-donde puedas mirar en las noches al cielo profundo
y te sorprendas al verme, manipulando estrellas

-donde la brújula libre de tus senos al aire
me conduzca siempre, a tu izquierda

-donde el canto de unos pájaros nos apabullen
hasta en la intimidad más serena

-y donde el relámpago que surca a los truenos
sea tu voz, apenas

-471 riada-

césar vallejo


“HAY golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!”
César Vallejo.

_______

césar vallejo
poeta de senda y de verso humano

yo jamás he podido cerrar los ojos
para abrirlos luego, como ventanas desiguales
y así poder afligirme en santa paz

tuve el tiempo necesario
es cierto, pero luego cambié todo
por barajitas de cal ripken jr

y a cada niño que miro, lo veo a él
como a un fósforo encendido
y ya no más a ti…

me disculpas
sin embargo, que aún ande con el peso
desbordante de tu sombra

-riela  452-

la musa en la botella


“UN hombre sólo es tan bueno
como lo que le dice a un perro
cuando tiene que levantarse de la cama
en mitad de una noche fría”
Pat Boran.

_______

es ella quien hace de sus hermosos brillos
esos aires de resinas que despiden las tormentas

ella, quien cambia nombres y redistribuye a las estrellas
y quien autoriza el vuelo relevante de los pájaros

quien pinta arco iris y dicta melodías a mis dos pupilas marrones
ella, quien me traduce, esos párrafos rojos o azules
que tienen los arándanos

ella, es la única dueña de las coordenadas en que gira el viento
quien ensancha las promesas y adjudica el lucro
de los ruidos, entre mis tres ventanas
y dos puertas

quien recoge de mil maneras, las cortinas blancas de la luna
es ella, la que todavía pedalea mi vieja bicicleta
y quien perfuma todas las esferas

es la fuerza impalpable que orienta a los ríos del planeta
quien descifra con su alegría los hilitos del poema
y luego asume, con cierto rasgo de tristeza
ser la musa en la botella

-riela 393-

v i d a


“LAS jarcias; vientos que traicionan; vientos
de mujer que pasó!
Tus fríos capitanes darán orden;
y quien habrá partido seré yo…”
César Vallejo.

_______

la belleza de la soledad
radica en la frágil torpeza de sus fisuras laberínticas
que son como lentos ríos que festejan las venas tras unos bastidores
mientras, se enredan y desenredan a capricho de la nostalgia…
hasta perderse finalmente en la nada deshuesada del pensamiento
como parte del pentagrama musical que siempre ansiamos escuchar
desde ese rompecabezas que contemplamos en el punto-instante
de lo que simplemente llamamos: v  i  d  a

-riela 295-