647 riada


“SOLO somos palabras que dotamos de sentido y a ellas nos enlazamos”
Rosa María Estremera.

_______

pa’ escribirte unas rielas a vos
no hace falta pintar un hermoso cuadro,
ni una casa, una ciudad, tampoco a un país lejano

me basta con calcular tu entropía estrafalaria,
ordenar esta cosecha de palabras que amenaza a las metáforas
y mirar como vuelan dos turpiales sin compás musical, ni bitácoras

-647 riada-

Anuncios

585 riada


“TE quiero, me decías y en mis hombros
venías a morirte de silencio”
Delfina Acosta.

_______

 

hoy quiero que demores los semáforos

que lluevas y me envuelvas de atardeceres fríos
y que luego envejezcas, orbitando barajitas de béisbol en mis olvidos

hoy quiero de ti, esa boca de página en blanco
que manches con tu café al recinto de mis silencios
y que bailes de nuevo, conmigo, aquel twist de minúsculas inusitadas

hoy te quiero descalza, resbalando sobre puntos suspensivos
pero también te quiero exacta, desnuda, fiera, solitaria
como en un poema de cortázar

-585 riada-

545 riada


“SI mi palabra brilla para que tú la leas,
temblará en el rocío, persistirá en la estrella”
Elsie Alvarado de Ricord.

_______

como alguien quizás dijo:
premura y deseos de ser solo sombras…

sorteando premisas caigo en pozos de palabras
toco fondo pero siempre regreso a buscarte

es que no se puede borrar a los inviernos
ni a los brazos que acogen perfidias y tercas soledades
de esas que deambulan por aceras, vestidas de franjas amarillas

amor mío, yo prefiero ser sombra que deseo
un negro velero entre las más densas luminosidades

prefiero ser letra minúscula, tambaleante de nostalgias
lluvia menuda, a ser una cicatriz grande pero distante
verso extranjero, tatuaje, locura, vuelo, oleaje, escoria, prontuario
a ser humo esparcido, o ese lunar maquillado a tu altura de pubis

prefiero la nada que al olvido -dije una vez caminando a tu lado-
dibujar liubliana en tus ojos claros y que después
no utilices tu quitamanchas de peces…

-¿me llevas?

-545 riada-

537 riada


“SI el cielo tiene una sucursal
seguro estoy amor mío, que su dirección postal
está en ese barrio de tus rodillas”
Ángel Valles C.

_______

se desparraman las ganas al tráfico ruidoso de tus rodillas
y encaraman los besos a la garganta del alba
para mirar tu densidad de río, ya escrita

marinera, hoy te llego en ascensor
en vez de usar las escaleras
de tus rodillas,
es que tengo prisa
por tocar las cordilleras
que remontan la imaginación

mis dedos, parecen locos bajitos, peligrosos y ajenos
que se zumban como puñados de arena
como si ellos fuesen los dueños
de ese lunar, en tu rodilla izquierda

-537 riada-

riela 487


“AMO el béisbol, pero mi plenitud eventualmente se terminará y mi corazón, lentamente, se romperá. El béisbol se ha mantenido notablemente impermeable a la modernidad, pero es, como cualquier industria moderna, altamente alienable. Acudo a la poesía porque es menos susceptible a la circunstancia. No me conmuevo especialmente cuando un poeta habla de béisbol; no me interesa especialmente que un mundo se encariñe con el otro. Ahora mismo los necesito separados”
Fernando Pérez.

_______

regresando de su quincuagésima plegaria
duelen los pies, y aún no ocurren para nada
los dulce síntomas al alma, de lourdes vargas

unos niños juegan béisbol
en el callejón de los sueños, a contrarreloj
miguel grita: –¡qué frágiles esas costuras tricolor!
y sí, todas flojas en la vieja pelota marrón
pero al vuelo mágico del jonrón,
de cara siempre al sol;
es como una extraña ilusión
la de miguelito cabrera, desde el portón

-¡y miren a la valentina valles!
tan atenta caminando por las calles
luciendo su mejor cartera
recorriendo las vidrieras,
elegante y perfumada
con su falda plisadita, nueva
y la blusa bien planchada;
altiva, labial y altanera
seguro que anda enamorada….

-riela 487-

417 riada


“YO ya me despedía… y palpitante
cerca mi labio de tus labios rojos,
«Hasta mañana», susurraste;
yo te miré a los ojos un instante
y tú cerraste sin pensar los ojos”
Amado Nervo.

_______

-¿volveremos al mar,
a la calma de aquella playa en las costas de louisiana?

-¿o prefieres aquel volumen de oleaje
sobre el litoral celta de la pequeña irlanda?

no importa, pero… -¿qué tal una escala caribeña?

– allí donde el viento mece duro a las palmeras
pero luego duerme apacible, sobre la breña

-donde tu cuerpo emerga como una isla
y yo a tu lado, sea tu más pronunciada ladera

-donde tu mano escriba y dibuje playas
pero ya sabes, que sea mi cuerpo, esa arena

-donde puedas mirar en las noches al cielo profundo
y no te sorprendas al verme, manipulando estrellas

-donde la brújula libre de tus senos al aire
me conduzca siempre, a tu izquierda

-donde el canto de unos pájaros nos apabullen
hasta en la intimidad más serena

-y donde el relámpago que surca a los truenos
sea tu mirada, apenas

-471 riada-

riela 452


“HAY golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!”
César Vallejo.

_______

césar vallejo
poeta de senda y de verso humano

yo jamás he podido cerrar los ojos
para abrirlos luego, como ventanas desiguales
y así poder afligirme en santa paz

tuve el tiempo necesario
es cierto, pero luego cambié todo
por barajitas de cal ripken jr

y a cada niño que miro, lo veo a él
como a un fósforo encendido
y ya no más a ti…

me disculpas
sin embargo, que aún ande con el peso
desbordante de tu sombra

-riela  452-