Archivo de la etiqueta: Uma Thurman

729 riada


“LA poesía,
mientras más pública
es más íntima,
multiplica la complicidad
de otras intimidades”
Silvia Elena Regalado.

_______

hoy
de nuevo aquí
guaricha mía, comienza la vida…

y otra de tus pestañas -en un descuido-
navega hasta un borde de la taza
de mi café con leche

-¿cómo no amarte aprendiz de hechicera?

tu voz marcando dulces pautas
tu desgano largo y alegre en las mañanas,
convertida en todo circuito que recién comienza

yo solo soy palabras

tú eres el golpe que me guía, que me cruje
y de algún modo, las cosas que siento y escribo
solo las llenas tú

poema mío ya torcido por soles de agua,
mi radar mas tonto y ciego para encontrar palabras

en fin, eres el zarpazo que un dios enloquecido,
un día luminoso dejó en la mitad de mi alma

me encanta despertar llamándote,
decir tu nombre despacito, dejar mi voz
sembrada junto a tu oído como guardián de tus greñas

sentir tu aliento, escuchar tus sonidos matinales
como si fuesen oraciones perfectas

me bastas tú, mi huracán distraído, mi volcán menudo
mirarte para entender que estoy vivo…

-729 riada-

685 riada


“Y si a mi entorno el huracán revienta
será una isla tu amor, donde salvado
reiré al rugir la tempestad violenta”
Juan de la Rosa.

_______

de arrebatos impunes vivo yo
desde que los besos tuyos cuelgan desde la cubierta
de esos dos hemisferios de labios, donde ya encallaron mis sueños

salobre sobre el piso de la noche
entre las veces desmentidas de mar e invicta contra el viento
tú –mi espiga y doble trampa mortal– te proyectas como las colinas

me hago un río para recorrerte de nuevo
entre la pirotecnia magnífica de mis sueños y el cielo pigmentado de estrellas

y de repente, efervescen de mis manos
tus lunares más subversivos, como cien cometas…

-685 riada-

670 riada


“LUZ que no es luz
sino quebrada arista,
intangible diamante,
rabia volátil,
encrespada negrura,
hierba,
fuego,
luz…”
Delia Quiñónez.

_______

hoy el verso anda ciego mientras la nostalgia
de cara a la luna; bosteza ante mis ojos
y se abre como una grieta

solo quiero ser memoria,
un recuerdo aprendiendo a caminar
por los más estrechos pasillos de tu olvido

y es que hoy el mundo huele a ti,
a duraznos, a tu boca…

la noche teme a tus alas de pájaro pequeño
mientras voy aprendiendo a escuchar estas palabras escritas

ahora voy a dejar estos versos sobre el piso
a ver si un día de estos te los tropiezas, maldices,
enloqueces y de nuevo… me nombras, me miras

-670 riada-

 

663 riada


“CÓMO calcular
la habitación de tu caricia,
reanudar la magia en los rincones.
Cómo regalarte lo único
y esculpir de palabras cada beso.
Cómo anunciar tu llegada a mi cuerpo
alborotando la noche
de canicas celestes”
Aida Acosta Alfonso.

_______

-¿cómo tejes hilos bajo la lluvia?

-¿por qué cuentas como abejas invernales
a las palabras que huyen de mi boca?

-¿qué verso no te asombra
en ese andén de palabras que asumes tuyas
de las que ahora te sobran de mí,
como enjambres taciturnos?

-¿cuántas veces fuimos pestañas de esas que acechan
en aquel mágico pedestal de las volteretas,
cuando tus labios y los míos hicieron fiestas
o deshicieron fronteras de aquel país inexistente
qué nos escurría?

ahora ven…
diminuta o grande, no importa

sin promesas

conviértete en refugio, en municipio o en capullo
o lo que seas…

reestrena aquí y ahora
conmigo todas tus tormentas

-663 riada-

643 riada


“HE descubierto el dorso de tu espalda
he conseguido abrir la celda dura
y salir con el día cuando atisba la aurora”
Meriam Bendayan.

_______

desde las altas encinas
sin remedio y para siempre se han abierto
estos raros pertrechos, estos caprichos de versos
que todos los días recorren tu cuerpo, como a una avenida

y rompen los mirlos
su melodía, contra el filo del aire
tan frágiles, como lo mínimo y sin embargo: versátiles…
tú y yo, todavía los mismos, jugando bajo los árboles, como dos niños

-643 riada-