remitir


 “EN el afán que tus besos,
no pierdan nunca el camino,
me hice tatuar una constelación de lunares,
desde la nuca al ombligo”.
Maru Luarca.

_______

un día, su pie más izquierdo será pájaro
y extenderán por todo el universo, sus formas de cordillera

será un poema mal escrito y también la más fina estrategia
del vuelo con motor de mis venablos, hasta tocar
ese ángulo sagrado de las estrellas

para leer en voz baja, versos a sus pies descalzos
dibujando soles blancos, en todos los idiomas
y rincones del planeta

después, ya sin alas ni norte
pero intacto y escueto entre los más iracundos
desde la sombra del silencio donde vivo:

remitir ese pie suyo, horizontal al mosaico gris de una tarde
donde mis ojos tallen el milagro de su nombre
justo a mitad, de todas mis fogatas

-riela 266-

los textos de aventuras


“QUÉ gloria,
qué majestad,
qué torpe reino.”
Alberto Barrera Tyszka.

_______

como en un libro de relatos fantásticos,
ella me regala su patio de tomates y de paltas
y todo se abre y estalla en mis noches más blandas

así como al ciego azar de los átomos,
como la tenue llovizna sobre el césped,
como la astilla a la proximidad de la hoguera

pero todo, con ese entusiasmo calculado
y con el estruendo de las palabras distantes
que se aplauden a sí mismas

es ese regocijo, casi geométrico
que tienen los textos de aventuras

-riela 240-

unrest


“COMO surca un beso tuyo mis entrañas
esta noche mientras te duermes tranquilo en mi pecho”.
María Eleonor Prado Mödinger.

 

_______

me asomo por nuestra ventana

no hay vagancias
ni sosiegos, en mi pensamiento

ni siquiera desde el tejido de ardores
de tu cuerpo, aquí sumergido conmigo todavía

he escrito para ti:
“tus labios aún me visten,
pero al filo de la música que vivimos”

pasa que…
tú siempre me has poblado
de multitud

-189 riada-

murallas de viento


“HOY probé el fecundo silbo de la adormidera
en el impío mediodía de lumbre
donde nos abandonamos”.
Pilar Sanabria.

_______

apenas me imagino
porque aquí la tristeza
cojeando se pasea
con tan poco tino…

xq ya vienes tú
y traes completo mi mapa,
con tu silbo alegre de serpiente,
tu melodía de arpa
y todos tus alfileres

vienes mi bruja, ya vienes
con el calor de tu propio clima
en este hermoso día,
cuando más se venden
mangos
en los mercados
y en las esquinas

llegas y te conviertes
en la que vende y la compradora
de todas las especies,
la que enarbola
el fuego, urgentemente
sobre la coartada
de mi tristeza
mientras reclama,
el maíz mas dulce pa’ la ensalada
de nuestra mesa

llegas
y es derribando murallas de viento
y me entregas al fragor, tus caramelos
mientras me hablas
como en griego,
de vainas
que nunca entiendo

me hablas de tus horas, desvelada
y de las portadas
que en tus revistas
juegan al fuego
de los anhelos
de los artistas,
con la misma prisa
que tu sonrisa
enciende estrellas por todo el cielo

 

-179 riada-

zona de sombras


“LA edad es cuestión de sentimiento, no de años”.
Washington Irving

_______

la edad
es la sombra, en esa zona misteriosa
donde sobra, y almacena la humedad

nos asombra,
ver y tocar las cosas
donde crece y florece la orfandad

la edad

ese ancho mar que de pronto perdemos de vista,
que nos nutre y nos cercena, nos rompe en cada gesto

que nos da la serenidad, de total alma desprovista
de sentimientos, giros, ruidos, luz y rumbo cierto

-¿cómo habitar la zona gris de esa incertidumbre?
cuando ni siquiera el olvido es lo ya inquietante,
cuando lo vivido y no vivido se nos hace ya costumbre
y la ilusión se nos muere ante los ojos, a cada instante…

-riela 177-

la nave del olvido


“AMAR, amar, amar, amar siempre, con todo
el ser y con la tierra y con el cielo,
con lo claro del sol y lo oscuro del lodo;
amar por toda ciencia y amar por todo anhelo”.
Rubén Darío.

_______

con el sol detrás de la memoria
todavía anda joven el amor de otras edades
por océanos vacíos y en tormentas transitorias,
la nave del olvido navega, sus propias soledades

la mujer bella y menuda que seguramente, vos eras
quedó en puerto, cantando la canción frente al espejo,
solo para verse y oírse decir: allá va lejos, muy lejos
la ilusión que en vez de besos, prometía primaveras

como el amor mira con ojos, con los que tú jamás me viste
naufraga la nave del olvido, en este mar de tiempos idos
en donde sigues siendo tú, el gran amor que nunca fuiste

por no tenerte ahora, apuesto esa luna, a que tú te crees lejana
en cuanto a vernos, no sé… recordarte, en mi alma hace tanto ruido
y con soñarte, ya eres mía, aunque te pierda al despertar mañana

-165 riada-

my guiding light


“LA muerte no es la muerte, es sólo la vida saltando desde un acantilado de enorme altura”.
Paul McCartney.

_______

la música de fondo
siempre será el más íntimo detalle
de nuestra hechura

ese preludio discontinuo
que se esconde en su ausencia

la tierna terquedad
de mi no-sombra

es la devastadora franqueza de paul mccartney
en ese CD, hecho de matices de antiguas auroras celtas
cuando ella y yo, éramos la lluvia de mil maneras

-¿recordará?
-no more lonely nights
-you’re my guiding light!

-riela 163-