siempre, siempre


“CRECE la noche
en su fragor secreto de resinas,
como un hilo de sangre en la espesura,
crece la noche
sin otra voz que el sordo murmurar
del tiempo.”
Cristina Maya.

 

_______

estos versos de no presencia
duros versos de no existencia
son para que tú sepas y entiendas

que aunque me has dejado el alma
ancha, despejada, plana
limpia, lenta y desierta

las noches mías para ti
siempre, siempre, siempre
siempre las mantengo abiertas

-76 riada-

federica y lola


“EL Mar
juega con la Botella
la desnuda
la enreda entre sus patas azules
le da vueltas”
Ana María Iza.

_______

me paseabas y mostrabas la misma ciudad sureña de siempre,
con tu alegría rozando mi ropa y tu estrategia
del beso y asombro de siempre…

-antes que el mall -me decías- aquí estaba la embotelladora
de sueños y más allá el bar “streap tease”,
donde bailaban federica y lola

y me enseñabas tu pecho

yo todavía construyo y reconstruyo
y algo de ti, aún anda salivando en mi boca

las desveladas manos de obrero que tengo
todavía sostienen los fósforos
que me alumbraron al pozo
de tus pupilas rurales

bendita tu cinta transportadora de besos
benditas las ruinas y la maleza de entonces
benditos los puentes caídos y las tuberías rotas

y bendito sea este día que deshoja conmigo
tu hilarante sonrisa aún vestida de rojo

-64 riada-

son suturas


“FLOR intermitente para el ojal de tu camisa
para que no se te ocurra dejarme en el exilio
en el fárrago
de la sola palabra”
Lydda Franco Farías.

_______

no voy al mar
para contemplar el eco taciturno de su voz

no voy al susurro de las pisadas
ni a la lluvia espesa de septiembre,
que me esperan entre sus hilos
para hablarme de ella

voy a las palabras
para sostenerme en versos,
a solas

voy por el trozo dulce de almendra
que prometió siempre ser su boca

pero hay tantas suturas de frío,
tanto gesto demorado, tanto hastío prolongado

-riela 32-

paquetes de improvistos


“CUANDO seas vieja, una noche, a la luz de una vela
Hilando y devanando junto a la chimenea
Dirás al leer mis versos que te asombrarán:
¡El tiempo en que era bella y me cantaba Ronsard!”
Pierre de Ronsard.

_______

la muerte a solas
es la eternidad

cosechar secretos al borde blanco
de la hora proscrita

cuando la mañana pinta la vida
con ligeros trazos de incertidumbres
y la tarde con pequeños paquetes de improvistos

-riela 24-

efímeras redes


“CALLA: aquí vive un Ángel… ¡un pájaro!”
Hanni Ossott

_______

y así lanzamos nuestras efímeras redes
sobre el césped infinito del espacio…

como intentando hacer un íntimo inventario
entre las paseantes nubes

nos preguntamos:
-¿qué realidades nos pertenecen?

y nos tendemos
a soñar sobre la fina hierba

-riela 7-