riela 717


“MI voz taciturna
extraña para no repetirte
y no recordarte”
Janina Camacho Camargo.

_______

y los geranios
todavía desparramados
sobre aquel mapa-cuerpo de su densidad

hoy parecen faroles distantes de luna
o cirios recién encendidos a la hipótesis lejana
de cierto límite, sobre las aristas pequeñitas del recuerdo
que aunque mío, siempre extraño
y ahora escribo

debe ser esta necesidad culpable
de su mirada, la que llena las vasijas
de la reminiscencia, desabrochándose como cantos de lluvia
sobre las orillas más sensibles
de este poema

-riela 717-

Anuncios

riela 711


“SUBE al atlas del reloj
Y date cuenta de su paso
Mira bien las apariencias
Son los miedos exaltados
Te tocará convivir con ellos
Todo lo que dure el viaje”
Nora Méndez.

_______

su voz
se viste de araña que aprende a trepar
en la blanca incertidumbre que celebra ser un muro

la mano
se cierra alrededor del lápiz
y es el puño quien escribe y celebra las frases inútiles

y me urgen, me crujen las arterias al vaivén mortal
de los cristales rotos de su risa

en maracaibo,
la luna es el fino resultado
de unos dioses aburridos redondeando sus infancias

mientras, bajo las acacias
las bocas incandescentes de unos amantes
devoran la noche…

-riela 711-

667 riada


“SERÁS por siempre palabra dormida en mi memoria
la más vaga imagen
de un grito quebrado sobre la alfombra”
César Olivares Acate.

_______

no volverás al puerto que extraña tus amarras
porque ya sabes navegar esas distancias que te definen

el ruido que te despertaba,
aquel canto de pájaro escrito en estos suburbios alegres

aquí insiste, en forma de charcos distantes
que mansamente flotan como ventanas

este mar de formas contemplativas,
estos versos impacientes, buscando ser página a tu vista

son burbujas entrópicas
al filo de un extraño menguante lunar

y al final…
ya perpetrado el desagüe blando de la llama

es cuando se sueltan esos mínimos engranajes
que mi alma reclama a los silencios

quiebra mis remos, marinera
déjalos como peces muertos, marcando las esloras
de aquellas veces sobre la arena infinita…

-667 riada-

648 riada


“TE asomas por mis ojos a la luz de la tierra
y prisionera vives en mí de extraño dueño:
te reducen a esclava mis sentidos en guerra
y apenas vagas libre por el jardín del sueño”
Rubén Darío.

_______

de nuevo esas letanías
en el umbral de tu belleza de puerto que se mueve

ese algo en ti
que llega, suelta y desata las tormentas

en la tonta concurrencia de letras
que te proclaman con palabras que te empinan

yo conquisto las siluetas que de tu cuerpo hilvanan,
las cazo pacientemente y luego empalmo

a este loco enjambre de riadas
mientras otras, simplemente se me escapan

entonces te miro y ansío
como a un verso desprevenido,
de esos que llegan ya desvestidos, sin acuerdos previos

-648 riada-

riela 646


“ENTONCES el silencio no se entendió…”
Andreas Altmann.

_______

luna manchada de aries

aquí se precipitan como moretones de lluvia
o quizás, como la pólvora sin blusa
fríamente, las eternidades

hay silencios que detienen a unos amantes
y hay viejos amantes trepando sombras nuevas

indómita tristeza produce mirar el lápiz roto
y mirar sangrar al poema, ante el oído insomne de una estrella

de fogatas imposibles, yo le construí lunas
y un día la vestí de marzo para mirarla con ojos distantes

desarmé luciérnagas, latido por latido, para armar el nombre de ella
y canté canciones de sabina bajo lluvias sobornables
tanto, que todas las noches se me hicieron una

mi pañuelo de cien dólares
mi blando perfume
ella, ella

-riela 646-

 

620 riada


“LA esperanza es la cosa con plumas
Que se posa en el alma,
Y canta la tonada sin palabras,
Y nunca jamás se detiene”
Emily Dickinson.

_______

hasta romper el formato digital de las ventanas
esta noche, yo te propongo versos de agua
de esos que desmayan ante tu mirada

luego nos vamos a entretener
como menos que gotas

como esos hilitos deteriorados
de tus levi’s entre fragmentos blancos de luna
y seremos como pequeñas letras bailando sobre los tejados

y que la danza de esas dos hojas, sea apenas el intersticio verbal
entre el momento de dos bocas y los colores que se nos fugan
tras los bastidores de la noche…

-620 riada-

riela 536


“PERO su cruel belleza es implacable
bellísima;
no hay una fronda de reposo
para su hiriente luz
de estrella en permanente fuga
y desespera comprender
que aún la mutilación la haría más bella”
Eduardo Lizalde.

_______

evidentemente, hay estrellas sin cauces fijos
pequeños peces con estropeados indicios de mármol
y tantos ingrávidos encantos que sobrevuelan sus trazos de labios

como quien emerge de profundos augurios
yo respiro el pulso de su perfecta densidad de muñeca
como si ella fuese, un volcán a mi deriva

y ella, que casi nunca me mira
de pronto me escudriña y radicalmente pregunta:

-¿cómo así es que a mónica bellucci no le gustan las dietas
y mucho menos ir a los gimnasios, ah?

-¿y qué sé yo de la mineralogía altanera en perugia?
-pues nada, más allá del travertino chocolate sobre unos labios

y así siguen mis fósforos y astillas más allá que a la deriva
pero detrás de ella…

y siguen las anchas bandas de versos
extendidas como el fango al deseo

como manos, a esta estridencia de dos…

-riela 536-