letanías


“TE asomas por mis ojos a la luz de la tierra
y prisionera vives en mí de extraño dueño:
te reducen a esclava mis sentidos en guerra
y apenas vagas libre por el jardín del sueño”
Rubén Darío.

_______

de nuevo esas letanías
en el umbral de tu belleza de puerto que se mueve

ese algo en ti
que llega, suelta y desata las tormentas

en la tonta concurrencia de letras
que te proclaman con palabras que te empinan

yo conquisto las siluetas que de tu cuerpo hilvanan,
las cazo pacientemente y luego empalmo

a este loco enjambre de riadas
mientras otras, simplemente se me escapan

entonces te miro y ansío
como a un verso desprevenido,
de esos que llegan ya desvestidos, sin acuerdos previos

-648 riada-

Anuncios

aries


“ENTONCES el silencio no se entendió…”
Andreas Altmann.

_______

luna manchada eternamente de aries

aquí se precipitan como moretones de lluvia
o quizás, como la pólvora sin blusa
fríamente, las eternidades

hay silencios nuevos que detienen a unos amantes
y hay viejos amantes trepando sombras nuevas

indómita tristeza produce mirar el lápiz roto
y mirar sangrar al poema, ante el oído insomne de una estrella

de fogatas imposible, yo le construí lunas
y un día la vestí de marzo para mirarla con ojos distantes

desarmé luciérnagas, latido por latido, para armar el nombre de ella
y canté canciones de sabina bajo lluvias sobornables
tanto, que todas las noches se me hicieron una

mi pañuelo de cien colores,
mi blando perfume,
ella

-riela 646-

los bastidores de la noche


“LA esperanza es la cosa con plumas
Que se posa en el alma,
Y canta la tonada sin palabras,
Y nunca jamás se detiene”
Emily Dickinson.

_______

hasta romper el formato digital de las ventanas
esta noche, yo te propongo versos de agua
de esos que desmayan ante ti

luego nos miraremos como menos que gotas

como esos hilitos deteriorados
de tus levi’s entre fragmentos blancos de luna
y seremos como pequeñas letras bailando sobre los tejados

y que la danza de esas dos hojas, sea apenas el intersticio verbal
entre el momento de dos bocas y los colores que se nos fugan
tras los bastidores de la noche…

-620 riada-

estridencia de dos


“PERO su cruel belleza es implacable
bellísima;
no hay una fronda de reposo
para su hiriente luz
de estrella en permanente fuga
y desespera comprender
que aún la mutilación la haría más bella”
Eduardo Lizalde.

_______

evidentemente, hay estrellas sin cauces fijos
hay pequeños peces con estropeados indicios de mármol
y tantos ingrávidos encantos que sobrevuelan sus trazos de labios

como quien emerge de profundos augurios
yo respiro el pulso de su perfecta densidad de muñeca
como si ella fuese, un volcán a mi deriva

y ella, que casi nunca me mira
de pronto me escudriña y radicalmente pregunta:

-¿cómo así es que a mónica bellucci no le gustan las dietas
y mucho menos ir a los gimnasios, ah?

-¿y qué sé yo de la mineralogía altanera en perugia?
-pues nada, más allá del travertino chocolate sobre unos labios

y así siguen mis fósforos y astillas más allá que a la deriva
pero detrás de ella…

y siguen las anchas bandas de versos
extendidas como el fango al deseo

como unas manos, a esta estridencia de dos…

-riela 536-

enarbolé cayenas


“EL peso de la realidad
cae, como una catarata
y no sé cuánto tiempo más
aguantará mi espalda”
Judith Lázaro Moyano.

_______

yo anticipaba tus estornudos
como a los relámpagos, desde mis astillas

hasta tocar la metáfora, te besé
olvidando todo alfabeto de mis viejas nostalgias

enumeré lo perdido
y hasta bailé esas baladas
aún encriptadas en tu risa ruidosa

mordí los festejos
que huían del ardor de tu sexo
al ritmo del milagro que encendía a los amaneceres

asumí cada pétalo
y todos los añicos de tus aciagos temores
y enarbolé cayenas, huérfanas cayenas hasta tus ojos

te amé
en tu traje de instantes
como el insecto a la lámpara -pero eso ya lo sabías…-

-532 riada-

las reglas del reloj


“EL amor no tiene edad; siempre está naciendo”
Blaise Pascal.

_______

tocaré en ti
el estallido del instante
en que rompes las reglas del reloj
y desencadenes la furia vertebral del verso

la humedad de tu horóscopo, que siga navegando la pierna del poema
mientras este náufrago agita todas sus banderas

-507 riada-

como extraños


“HE salido a ser chimenea para que tú me habites,
Me meso en tus recuerdos para que estés, aunque no estés”
Natalia Montoya.

_______

como extraños
amantes retratados
sobre un espacio amarillo

son dos hermosos pasajeros
de instantes mecánicos
que están dormidos

con la luna llena sobre la cara
y después del aguacero
despiertan

microscópicamente el amor
emprende viaje
en la oscuridad indivisible

-“volveré mañana, al mediodía” -susurra ella
y apuesta latidos de su corazón
pierden los dos…

-riela 503-