más allá del ruido


“ESTAS paredes ya no existen
y aún ocupan un lugar.
Cruzamos puertas, soportes, soleras,
y aún los olores desaparecidos
están allí con los derrumbes de este tiempo”.
Rafael José Álvarez.

_______

más allá de la luz
mucho más allá del ruido
-cerca de nosotros-

sobre el litoral de la primera página
del libro sin autor, sin figuras
ni palabras

se asoma el croquis del viaje final

itinerario desolado
el del amor colgado de un labio
desde los tiempos de la erosión del agua

-riela 244-

los textos de aventuras


“QUÉ gloria,
qué majestad,
qué torpe reino.”
Alberto Barrera Tyszka.

_______

como en un libro de relatos fantásticos,
ella me regala su patio de tomates y de paltas
y todo se abre y estalla en mis noches más blandas

así como al ciego azar de los átomos,
como la tenue llovizna sobre el césped,
como la astilla a la proximidad de la hoguera

pero todo, con ese entusiasmo calculado
y con el estruendo de las palabras distantes
que se aplauden a sí mismas

es ese regocijo, casi geométrico
que tienen los textos de aventuras

-riela 240-

su ternura de barco


“CUANDO mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando”.
Rabindranath Tagore

_______

ella se ha convertido en mi frontera demarcada
por relámpagos azules

hermosa, descalza y fiera
emerge sobre los cadáveres de mis dudas

su mirada se ha robado la quietud cansada
de mis inviernos

golpe diminuto, dame otros minutos
para contar sus lunares

casi llega y sus pisadas arden
me trae al viento de occidente en su ternura de barco

transita inquieta y así navega por mis venas
como buscando unos versos del salitre de neruda

yo muero por el agua de su risa y mis ojos
apenas se sostienen asomados a su abismo azul

su pie más izquierdo pulsa los escalofríos
de mi pecho y mi corazón se puebla de alegrías

yo, un puerto que solo se sostiene para la espera
ella es la pupila azul, atravesada por la luz de la luna

la espero, frente a este mar abierto
bailando al filo de las palabras que ella me enseñó

mi boca la espera para escalar los centímetros
de sus labios, y supura la nostalgia en letras livianas

el viento se asoma por las ventanas del mundo
y aquí estoy, sosteniendo al tiempo entre palmeras

y con estas ansias de amarla que corren
como caballitos de mar, como costura en los harapos
como ilusión oceánica, sin término ni ocaso…

-riela 224-

mía de nadie


“UN día partí lejos.
Cuando mi padre se olvidó
que yo tenía senos.
Callé de golpe y dije adiós.
-Decir adiós es tener
pájaros feroces en las manos-.”
Mía Gallegos.

_______

mía de nadie, de nada, de nadie, de nada, de nadie
tú, sí que estás en el cuerpo del milagro
como el párpado-sueño perfectamente
encapsulado

y miras la paciencia del otoño
tejiendo su vestidura inmensa de hojas
con los setecientos treinta y nueve tonos del ocre
desde el reducto del pájaro suicida
que sobrevuela al árbol-poema
jamás concluido

que lo eleva o lo redime
a riesgo de la lluvia

-riela 218-

al velamen de tu risa


“HAY días en que soy un reflejo del agua.
Me descubro atrapando un papel,
rebuscando en la tierra un recuerdo extraviado”.
Paura Rodríguez Leytón.

_______

amarrado como un trapo al velamen de tu risa
prisionero entre tus dos clavijas blancas
sin escalas, estoy en ti

insurrecto y mal escrito, tú me arrastras
a los vendavales, luego me sueltas entre palmeras
al revés de la bitácora y al violento flamear de tus banderas

cara al viento, se defienden las marañas
de tu pelo y como en un tándem hermoso de guitarras
la alegría se me agranda, hasta más allá de las esdrújulas

-214 riada-

buscándote en las aldeas


“BENDITA sea la blancura
de los lugares remotos…”
Damir Šodan

_______

estuve buscándote en las aldeas
en más de tres mil quinientos años de guerras
entre los peligrosos bosques galos y celtas

después me fui a las bibliotecas
allí me extravié entre versos y letras
de antiguos y de nuevos poetas

ahora te busco entre palmeras
en la brisa perfumada sobre la oquedad de la tierra
en una playa, entre el cielo y el mar, de venezuela

-205 riada-