asimétricas nostalgias


“EMIGRA mi alma a cualquier rincón para buscarte.

El trino de la lejanía, suave y delicado,
se esparce, sacude y hace eco.

¡Bonita!, te imagino como eres”
Salvador Pliego.

_______

asimétricas nostalgias las que llegan
y condecoran a todo este silencio insomne

se hacen versos desmineralizadores de lunas
y surge un cuerpo de mujer que riela como las treguas

ya no tardes luz” -grita el loco
que necesita la punzada luminosa de un amanecer

nada importa, sino morir abotonado a la locura” -piensa el suicida
ese mismo que araña a las estrellas fugaces

y todo…
hasta obtener los suficientes segmentos de pájaros en las manos
que trasciendan las insuficiencias del ocaso

-riela 559-

Anuncios

volantines, petacas y cometas…


“VUELA, vuela barrilete
sube todo lo que puedas
que el hilo de mi carrete
si no subes, se me enreda…

hoy en mi verso se destaca
el sencillo homenaje que yo hago
a las cometas o petacas,
volantines o papagayos.

Los sueños de mi niñez
tenían tanta entereza
que volaban en un dos por tres
al igual que mi cometa”
Alejandro Díaz.

_______

cuando lo bueno y lo eterno
lo bajito y más pequeño
levanta el vuelo

-alto, muy alto hasta las estrellas desmedidas
-sin adioses dignos, sin promesas ni efímeras despedidas

es cuando me doy cuenta de la textura contenta
que tienen los volantines, petacas y cometas…

que desde las manos de unos niños, simplemente
se elevan elevan elevan elevan elevan y elevan

-riela 539-

mujer


“Dos cuerpos frente a frente
son dos astros que caen
en un cielo vacío”
Octavio Paz.

_______

mujer

juntura pródiga
crucial

credencial en llamas

esa postura de girasol
me basta

-riela 531-

la alcanzo, la alcanzo…


“FLAMEAR acre ya en sangre aciaga la jauría
al verter en espectro leve remo”
Jorge Lara.

_______

no siempre
me basta el tiempo de su desnudez
redonda y total, ardida y ya sofocada…

signos recurrentes
aquellos tramos transitables
de sus bosques y alamedas perfumadas

fotografío de su boca
los blandos días y largas noches
como si fuesen ríos transparentes que huyen

aún lejos
y sin embargo, ella siempre
es la que ensancha las orillas de mi memoria

para irrumpir
en el aire que transita los centímetros de su belleza
yo aprieto versos y desprevenida; la alcanzo, la alcanzo…

-riela 529-

sobres-altos


“ALGUNAS rectas o algunos ángulos
son masas de quietud pura

en una intensidad que enciende

los signos escritos

en un lenguaje sin lenguaje”
Francisco Catalano.

_______

voy a des-
prender de su boca
la suave salinidad de un beso

tocar la humedad en los sobres-
altos de la costra en la lava que circunda los portales
que en su pecho acompañan a las noches plenilunares de mis veletas

despejar toda la incertidumbre al ante-
proyecto del pájaro que sobre la rama se agiganta y canta
para embrujar con sus tintas la luz del día, mientras la busco
entre siluetas de melancolías

-riela 528-

a través de la lluvia…


“NO son los grandes
sino los pequeños peces
los que se escapan de la red.
Lógicamente”
Hans Bender.

_______

aún lejos de las alas del pájaro
a veces las palabras vuelan
y no hay un nido que valga
para traerlas…

y es que las palabras alcanzan la sed
al extinguirse las contraportadas
de una mirada suicida y fractal
a través de la lluvia…

-riela 432-

gendarme de mi poesía


“SE va mi voz, que te hacía campana
cerrada a cuanto no somos nosotros.
Se van mis gestos, que se devanaban,
en lanzaderas, delante tus ojos.
Y se te va la mirada que entrega,
cuando te mira, el enebro y el olmo”
Gabriela Mistral.

_______

ahora sé que ya no contarás las estalactitas de mi techo
y borrarás de tu cuello esas cifras de mar
que emergieron de mi reloj de arena

mantendrás quizás, el tatuaje de escalva celta
que el enojo querrá borrar de tu muñeca izquierda

no serás calle navegada, marinera de formas interrogativas
ni aquel país de formas alargadas a la deriva
como escapando de estaciones densas

hay argumentos que el arte aborta como a botones sueltos
instantes acurrucados a la cintura del sueño
sin palabras que los sepan descifrar

irrenunciable borrón y cuenta nueva
pequeña pizarra de mis naufragios
zapato y gendarme de mi poesía

hoy de nada sirve la lluvia, ni aquellos “ich liebe dich”
esqueléticos y asmáticos que te hacían sonreír

-396 riada-