691 riada


“I hear the drizzle of the rain
Like a memory it falls
Soft and warm continuing
Tapping on my roof and walls”
Paul Simon y Art Garfunkel.

_______

mirándonos
nos bebimos cada amanecer
y aprendimos a hacer fuego con cenizas olvidadas por la lluvia

guardamos
palabras en el fondo de unas lágrimas
y arrojamos los corazones al barranco de una luna de hojas

yo
me dejé llevar hasta el verso húmedo que es tu boca

ahora entenderás
la flor angosta bajo una lluvia menuda desde la cual te escribo…

-691 riada-

Anuncios

riela 646


“ENTONCES el silencio no se entendió…”
Andreas Altmann.

_______

luna manchada de aries

aquí se precipitan como moretones de lluvia
o quizás, como la pólvora sin blusa
fríamente, las eternidades

hay silencios que detienen a unos amantes
y hay viejos amantes trepando sombras nuevas

indómita tristeza produce mirar el lápiz roto
y mirar sangrar al poema, ante el oído insomne de una estrella

de fogatas imposibles, yo le construí lunas
y un día la vestí de marzo para mirarla con ojos distantes

desarmé luciérnagas, latido por latido, para armar el nombre de ella
y canté canciones de sabina bajo lluvias sobornables
tanto, que todas las noches se me hicieron una

mi pañuelo de cien dólares
mi blando perfume
ella, ella

-riela 646-

 

557 riada


“LA poesía que busco
es como un diario
en donde no hay proyecto ni medida”
José Emilio Pacheco.

_______

son apenas lisuras mi fea
es quizás, ese flash que tiene el embeleso

esas densidades de la seda
en todo lo que bordea
lo nuestro

o tal vez sean esos copetes traslúcidos del alba
los que perfilan las formas del agua
a este caudal de palabras

como la hojarasca que adorna la quietud
o la frágil vestimenta que proyecta la infinitud
con la que tú maniobras los bosquejos donde festejan
los despertares

es esa forma de extraviarme por tus fronteras
sin los cordeles de la cordura

quedarme anónimo entre las hendiduras que muestran los detalles
que poco a poco apagan sus luces sobre las costuras
más elásticas de la tarde…

-557 riada

520 riada


“CUANDO miras mucho tiempo el interior de un abismo, el abismo también mira el interior”
Friedrich Nietzsche.

_______

como quien sueña ser un simple pájaro
y entonces una noche, vuela

con las alas de tantas palabras dichas
y fue así como un día, amanecí mes
entre la desmesura desprendida
de la espera

yo intentaba habitar furiosamente
esas palabras suyas,
color sur

y la ansiada humedad de sus uñas
dispersarla alrededor
de mi boca

(pero siempre sus manos, a mitad del sueño
se me hacían mariposas)

…y así
otro día amanecí año
pero con todas las ventanas abiertas

y era ella, de nuevo
la hoja que cayó ante mí
desde la espesura de los naranjales

rodamos y rodamos hasta un destello final
sobre unas alfombras, en realidad
sobre la música de sabina…

y desde entonces,
nunca + viví los lados grises

-520 riada-

riela 495


“SI algún día después de este silencio
nos quisiéramos”
Adelfa Geovanny.

_______

y entonces su rostro se me hizo península

-en la salpicadura del agua
-en el sobrevuelo del turpial
-en la propuesta con la que está escrito su nombre

pero sobre todo
-en los momentos que saquea recuerdos de la memoria

-riela 495-

riela 487


“AMO el béisbol, pero mi plenitud eventualmente se terminará y mi corazón, lentamente, se romperá. El béisbol se ha mantenido notablemente impermeable a la modernidad, pero es, como cualquier industria moderna, altamente alienable. Acudo a la poesía porque es menos susceptible a la circunstancia. No me conmuevo especialmente cuando un poeta habla de béisbol; no me interesa especialmente que un mundo se encariñe con el otro. Ahora mismo los necesito separados”
Fernando Pérez.

_______

regresando de su quincuagésima plegaria
duelen los pies, y aún no ocurren para nada
los dulce síntomas al alma, de lourdes vargas

unos niños juegan béisbol
en el callejón de los sueños, a contrarreloj
miguel grita: –¡qué frágiles esas costuras tricolor!
y sí, todas flojas en la vieja pelota marrón
pero al vuelo mágico del jonrón,
de cara siempre al sol;
es como una extraña ilusión
la de miguelito cabrera, desde el portón

-¡y miren a la valentina valles!
tan atenta caminando por las calles
luciendo su mejor cartera
recorriendo las vidrieras,
elegante y perfumada
con su falda plisadita, nueva
y la blusa bien planchada;
altiva, labial y altanera
seguro que anda enamorada….

-riela 487-

479 riada


“Y hay días, que ninguna poesía me salva”
Rosario Martín.

_______

como quien habla ese mismo idioma en que está escrita tu piel
ando yo; escribiendo monólogos desde ese túnel
que es tu cuerpo:

-comprando lunares en el bazar de esa latitud de piernas
-recorriendo los espacios impares de tanto lujo peninsular
-marcando, desmarcando y separando estrellas con las manos
-tropezando tus hilos; caigo, me levanto y sigo y sigo y sigo…
-mirando amaneceres desde ese angulo perfecto de tus labios
-tirando piedras pa’ romper los truenos, robando relámpagos
-detallando la alegría desde los confines de tus ojos claros
-disfrutando la conducta transitoria que tienen los detalles
-sepultando mis dudas en tus pequeñas playas descafeinadas
-viajando sin maletas, sin recuerdos, sin documento de identidad
-navegando lentamente, ya sin asombros, tus secretos oceánicos

-479 riada-