norma jeane


“YO a esa mierda de música llamada Rock and Roll, no le doy ni 5 años de vida”
Francis Albert Sinatra.

_______

…estas son tres cartas pequeñitas imaginarias, encontradas en el mar de los sargazos (en una misma botella) y dirigidas a una tal: norma jeane

carta 375-1

“entérate norma jeane de cuán honda es la soledad por las formas frías marcadas en tu cama, e infórmate cuanto antes del lugar de donde parten esas golondrinas que están atrapadas en tus gavetas, porque de allí también parten las caricias que esperas, cuando aprietas tu almohada” -JFK

carta 375-2

“solicita información norma jeane, del lugar donde los besos se confabulan y busca en tu mapa, la ruta donde se cruzan las ansias y marca con tu lápiz labial, ese lugar donde el amor te dejó naufragar en un mar de dudas y luego roba unas palabras y atrévete a llenar con ellas,  el formulario vacío de tu corazón” -FAS

carta 375-3

“aprende la oración norma jeane, que dejé escrita en las paredes del templo de tu vientre y cierra los ojos cuando un pensamiento sople desde el sur de tus pliegues dormidos, entonces deja correr el agua por los metros de tus piernas y luego, solo enciende un par de velas…” -RFK

-riela 375-

con la ropa manchada


 “ERA strike” ya molesto el catcher jura.
“Pues no” dice el severo juez de negro “es bola,
que a mi, hic, no se me escapa ni una sola
y lo que digo, hic… lo digo a la segura.

En la grada repleta algarabía pura:
Risas, gritos y música; más sin perder la bola,
mientras otros despistados hacen cola
por conseguir un autógrafo de altura”
Lenin Guevara.

_______

en ti
como el niño que juega a atrapar pelotas feroces
mientras haces esos gestos que te parecen hermosos con trayectoria
de outfielder

en ti
a la deriva, para defender las esquinas de goma de las odiseas de ulises
con la fantástica vista aérea del diamante perfecto
desde tu eterno home plate

en ti
con el deseo de la ropa manchada y rodado por la grama
y con el último out en el bolsillo izquierdo de tu noveno inning

-374 riada-

entre hilitos de niebla


“CÁLIDAS impalpables del verano que zumba carnicero. Ni rosas
ni arcángeles: muchachas del país, adivinas
del hombre, y algo más que el calor centelleante,
algo más, algo más que estas ramas flexibles
que saben lo que saben como sabe la tierra”
Gonzalo Rojas.

_______

mientras la luz dibujaba sus laberintos
entre la espesura de la lluvia

yo te miraba desde lo claroscuro de unas palmeras distantes
y la tímida ebriedad que mantienen las siemprevivas

te miraba…
buscándome entre los abismos
donde se extraviaron los últimos soles

y desde donde aún flotan, pequeñas lunas de versos
que permanecen inconquistables

ya en la víspera de todo olvido
quiero asomarme al lujo del brillo de tu mirada

como el último de los privilegiados mortales
me adhiero duro, a la aventura de los albatros
entre el trópico de capricornio y ese lienzo infinito
donde juegas a hacer tus fogatas entre hilitos de niebla

-373 riada-

como dendritas de cromo


“VIENDO, viendo solamente las hojas
Volar, sumergirse y expirar”
Allen Tate.

_______

el mejor resumen
del quehacer de toda piedra
es el barro

la brevedad de las crónicas
está desplegada en su nombre
de marinera

ciencia ficción, quizás
la aventura del ángel aquel
con su ala rota

sobre su pecho
escondite
silencio
latitud
pupila
mar

dendritas de cromo
que emergen hasta encontrarse,
ella y yo

¡vaya densidad la de un suspiro!
otra vez
y otra
y…

-riela 328-

mapa zodiacal


“SIEMPRE recordaré tu desnudez en mis manos,
tu olor a disfrutada madera de sándalo
clavada junto al sol de la mañana;
tu risa de muchacha,
o de arroyo,
o de pájaro”
Roque Dalton.

_______

cómplice mía
-¿es qué siempre vas a andar sonriendo
y descalza por esos vagones descarrilados de mis recuerdos?

-¿es con esa cara de milagro recién editado
trepando por palabras y rayando en los abismos de luna
en los que siempre he naufragado yo?

-¿será que el amor
solo fue un huésped necesario y nada más
en nuestras conversaciones con café?

te cuento que…
aquella alambrada completa de tu risa
definitivamente se me hizo cicatriz, nostalgia, distancia

tu voz de fuente desbordada
y tus notas en lápiz sobre nuestros calendarios azules
por aquí andan, trasplantando versos todavía

aquellas tibias esquirlas
de lo que siempre fue tu triángulo para el ardor
son cenizas ya, sobre el almanaque de mis ansias ya doblegadas

y al final… ¡perdóname!
es que no siempre, pero con el tiempo siempre
solo fuimos libra y capricornio en el mapa zodiacal de la carne
pájaros que huían, sombras tropezando, ganas resbalando
sobre el piso enjabonado de unos sueños
que ya estaban consumidos

-279 riada-

más allá del ruido


“ESTAS paredes ya no existen
y aún ocupan un lugar.
Cruzamos puertas, soportes, soleras,
y aún los olores desaparecidos
están allí con los derrumbes de este tiempo”
Rafael José Álvarez.

_______

más allá de la luz
mucho más allá del ruido
-cerca de nosotros-

sobre el litoral de la primera página
del libro sin autor, sin figuras
ni palabras

se asoma el croquis del viaje final

itinerario desolado
el del amor colgado de un labio
desde los tiempos de la erosión del agua

-riela 244-

su mirada cruza certezas


“A esa, a la que yo quiero,
no es a la que se da rindiéndose,
a la que se entrega cayendo,
de fatiga, de peso muerto,
como el agua por ley de lluvia.
hacia abajo, presa segura
de la tumba vaga del suelo.”
Pedro Salinas.

_______

para que el verso suspire
doy otra vuelta a la noche
mientras sobrevuelo su espalda

y sigo siendo el mago de las torpezas
sobre las piruetas de su sonrisa

y si miro en los temblores
del agua, es como el despertar
de sus pezones al alba

y si de pronto,
su mirada cruza certezas
me convierto en el puente magnífico
al tráfico entre las cornisas

 

-riela 160-