739 riada


“AUNQUE éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo”
Pablo Neruda.

_______

ahora me iré
con ese mar en los ojos

en el corazón de unos pájaros nocturnos, dormiré
entre los arbustos donde amamanta la luna

pero un día volveré convertido en palabra ajena
verdad a medias o quizás, un simple poema

me dejaré llevar como un huérfano extraviado
mil veces hasta la geometría arenosa
y peninsular de tus manos

te llamaré hogar
hasta perderme de nuevo
entre los más simples arpegios del agua

-739 riada-

 

Anuncios

704 riada


“¡SOY un niño y a veces lo olvido!
sin embargo, aún tengo la sonrisa que me delata”
Álvaro Cálix.

_______

un día que no hubo amanecer
tú y yo, nos auto-proclamamos tempestades
y elegimos navegar al margen

otro día, nos escondimos detrás de unas letras parapetas
empapadas de nostalgias y allí hicimos nuestra casa

así vivimos
sin malgastar una dirección postal

sin derrochar calles
y sin el transporte público de la fantasía

al final,
fuimos el vuelo fractal de dos hojas desestimadas

-nunca sueltes tu ancla marinera a un abismo sin preludios
mientras otros conmemoran sus rastros pequeños…

-704 riada-

riela 679


“¿DE qué silencio eres tú silencio?
¿De qué voz, qué clamor, qué quién responde?
Abismo del azul, ¿qué hacemos en tu seno,
hijos de la palabra como somos?”
Fina García Marruz.

_______

ella es el agua de aquí, la que ya viene con esa música que la venera
suena y se derrama blanda, zigzagueante y dispersa
a mi caudal de sueños

ella empapa con sus luces a los estupores de mis pupilas
luego rueda, huye y se esparce precisa y nefasta como los ruidos

ella es la escama impertinente que atrae a los alerones de mis fantasías
la que blanquea los bordes de mi memoria toda

la que determina esa forma de temblores a las mariposas
que la urgen de vuelos continentales, es la parte baja de su espalda

es siempre ella, ella, ella…
la lluvia embriagadora, la postal de lunas envueltas

la locura indescifrable, el oleaje alegre escamoteando letras
entre las dulces hebras de su nombre…

-riela 679-

riela 640


“TAL vez nadie te ame como te amé aquel día.
Ni yo misma. Qué oscuro estaba el aposento.
En la dicha que fue también padecimiento
tu clandestinidad era, en tinieblas, mía”
Silvina Ocampo.

_______

ella tiene la edad de las rimas
que procuran la perfecta ondulación del vuelo

en ella yo miro fragmentos de luz deshojarse en sonrisas
y de sus pupilas redondas se dispersan los colores de un sueño

en ella no hay ruidos ni sombras, sino las ráfagas suicidas
de una música conquistando el sur de estos versos

y qué decir caramba…

de estos mechones de alegría
que desvalijan la palidez de su acento extranjero

cuando ella, al acecho
impregna de su dulce aliento a los misterios
que a cántaros precipitan desde el temblor de unas cordilleras

-riela 640-

609 riada


“PRISIONERA de ningún paisaje
de ninguna estación
la mente se mueve en una cosecha ilimitada”
Basil Bunting.

_______

tu cuerpo es a mis ojos
lo que el vapor es para la lluvia
que te moja agradecida hasta convertirte en río

qué lindo es amarte y prescindir de las cosas
verte girar como un trompo en el aire, tan distraída
eres el agua que canta, mi pequeña flor ante la cual sonrío

tú me gustas tanto, huracán de falda menuda
mi estupor feliz, confidente, mi amalgama, mi dulce amiga
eres el polen y la centella resumidos, único aval en el cual confío

-609 riada-

riela 560


“NIÑA morena y ágil, el sol que hace las frutas,
el que cuaja los trigos, el que tuerce las algas,
hizo tu cuerpo alegre, tus luminosos ojos
y tu boca que tiene la sonrisa del agua”
Pablo Neruda.

_______

buscando unos labios donde reparar su locura
allí, donde todos los labios parecen ciudades vacías

y se desvanece en latidos
del poema que aprieta contra su pecho
es otra vez y otra vez, el diecinueve de neruda

y a pesar de la lluvia
y de no esperar una respuesta
ella espera y espera, aferrada a la espera

junto a cien huesos de edificaciones nuevas de letras
junto a las ruinas de otros versos que la aprisionan

-“niña morena… todo de ti me aleja”

los poetas maria, los poetas…
ya no escriben poemas de amor ni canciones desesperadas
ellos envían flores rojas por la web y extrañas postales

son flores rojas de oficio, sin marcas de etiquetas ni olores
y postales de manhattan bajo tediosas nevadas

y sonríe maria apretando esas flores,
narrando el sueño gris de las postales blancas

mientras neruda, eternamente duerme en su pecho

-riela 560-

riela 515


“Y yo estaba abajo leyendo la parte de Cumbres Borrascosas
donde Heathcliff se aferra a la celosía durante la tormenta sollozando
¡Entra! ¡Entra! al fantasma del tesoro de su corazón”
Anne Carson.

 

 

_______

levantadas -como la falda de la noche-
se sueltan sus formas subrayadas
desde las elásticas claridades
donde la hiedra baña de
ardor al labio roto

ella dice que me ama
con su propio desenfreno
desde la latitud de sus afanes
hasta llegar convergente al salitre de una playa
donde el deseo escarba entre cadáveres de mariposas blancas

mientras, ella y yo
amontonamos versos negros bajo una luna descafeinada

-riela 515-