la súplica del poema


“LOS ojos todavía sedientos de estrellas, calandrias, mitos
y otras delgadas inutilidades que los dioses derraman”
Ana María Navales.

_______

tu nombre tiene esa pausa que tienen las huidizas golondrinas
en la espesura mágica que tiñe las ruinas del ocaso

tiene la calidad del más exhaustivo de los inventarios
y la certeza que abre y cierra ventanas al ciberespacio

tu nombre es esa trampa magnífica de la luz recurrente
que celebra y sustenta a los crepúsculos

tu nombre tiene el aroma del café sobre los labios
que certifica la obra maestra de los cafeteros en risaralda

es la empalizada en llamas en la mirada de los albatros
que pugnan entre el cielo y el mar por la suerte del agua

tu nombre es la emboscada que dan mis ojos a las horas
en que se inflama la luna ante la súplica del poema

-225 riada-

rilke


SE avanza a tientas / vacilante
no importan la distancia ni el horario.”
Mario Benedetti.

_______

maria es impalpable
y hasta con cierta terquedad,
la más íntima de todas mis instancias
sobre el palpito de ojos, entre tantos ojos extraños

y le parecerán muchos
-demasiados quizás- los pasos y peldaños
entre sus fotografías de niña y sus asombros de mujer

-¿acaso rilke, no el poeta sino el hombre
fue quien precipitó el barro en sus zapatos blancos?

-¿acaso piensa ella, que dante fue la mano
que cerró las páginas del infierno?

pues no…

-riela 204-

hangares de la poesía


“BULLE lava en nuestras oquedades,
amenazamos con mareas saladas
y la inocencia se ha secado
en nuestros atardeceres”.
Rowena Hill.

_______

pienso
en las pequeñas aves
que habitan
confabulan
y festejan,
dentro de la palabra “melancolía”

pienso
en la rotura del ala
del ángel aquel

no es en los hangares de la poesía
donde la lágrima se hace culpa

allí, es donde el pez que fuma
no es más que un hilo
suspendido

y al final
no son más que cuerpos-pájaros
las mil estrellas estrujadas a lo alto
para vestir las pupilas póstumas,
sobre el corazón metálico
que nos va dictando
la noche…

-riela 200-

noche


“Tu ausencia me rodea
Como la cuerda a la garganta,
El mar al que se hunde.”
Jorge Luis Borges.

_______

siempre encontraré un lugar
dónde sostener los labios flacos de esa luna

dónde colgar mis panfletos de ojos, como costillares
para mirar descansar las suplicantes hebras del mar

siempre tendré una sombra-alambre de palmeras
donde se detengan a bostezar las caracolas

y donde un verso calibre siete tres nueve
comience su camino, a la memoria

se citarán las blancas gaviotas
al borde azul de unas palabras encendidas
para mirar el poema, que salta sobre las siemprevivas

como un conejo, desde el sombrero más oscuro
de la noche

-riela 157-

palabras al hombro


“Y cuando alzo los ojos para observarte
en mi corazón se inicia un terremoto
que suspende en mi alma todos los latidos.”
Dante Alighieri.

_______

cuando el alba se nos quiebra
tú ríes feliz y mi alma solo sueña
con poder alcanzar esa otra orilla del mar

con tus manos empapadas de arena, me tocas
y sueño que hoja por hoja me entregas
tu mejor día de primavera

mientras
me llenas la vida
con todas tus almendras

yo, que nunca supe de amores virulentos
y jamás aposté a los sentimientos
debo decirte: te extraño

estés cerca, estés lejos
palabras al hombro

-91 riada-