a veces, ella


“EL amor en mí no se toca
se escribe”
Damsi Figueroa.

_______

para mirar sus fotografías
me visto de estropicios

apago las estrellas
que ya encuentro apagadas

imagino la textura de su ropa mojada
sobre la total indiferencia de:

-un diván menos cómodo para la ternura
-otro lunes en la agencia NCIS
-un desasosiego menos torpe, quizás
-un concierto breve de riadas
-cien veces la riela 522 para olvidarla de memoria
-mi libreta de verbos subjuntivos
-yo, en última persona
-a veces, ella

 

-riela 589-

Anuncios

sangrar en blanco y negro


“HAY quienes sólo utilizan las palabras para disfrazar sus pensamientos”
Voltaire.

_______

-finalmente abre la noche sus pétalos más íntimos

un poeta narra unos versos de amor
y son poemas de esos que suicidan a los amaneceres

sueña con amplias -non-toxic- lluvias sobre los humedales
ya convertidos en especie de alambres que mueven
las piernas de una mujer

sangra en blanco y negro mientras quema sus naves
en la tímida orilla de unos labios de esos
que enderezan las mareas

sonríe metáforas y sobre la brevedad de un suspiro
cosecha sus orfandades de versos hasta la sombra de ese árbol-mujer
que baila un twist al borde de un abismo

finalmente, subraya cien veces la palabra “amante”
que yace desnuda y plana sobre la borrachera de una hoja
mientras va olvidando las intermitencias
en las luces afiladas de la noche…

-riela 567-

diferente a uno mismo


“LOS pájaros cantan tras la tormenta -¿por qué no va poder la gente deleitarse con la poca luz que les quede?”
Rose Kennedy.

_______

miradas que perfuman apuntando siempre al alba
es ella, devorándose los párpados

escurren en silencio
duras ganas en nuestras blandas manos
es la metamorfosis de la nada, diferente a uno mismo

aquí y con ella, yo aprendo del barro
harapientas luminarias al viento fuimos, aún somos
hasta alcanzarnos como dos granos de arena

-¿cuánto hace que el cuervo de frost
se posó sobre la última rama?

-le pregunto y ella sonríe…

-tú y yo, somos una escaramuza sin fecha escrita,
dos armas peligrosas, extraviadas sin tags de ruidos -me dice

y ahora no me preguntes por qué ni cómo así -sentencia
seriamente ella- entre largos sorbos de su café

-riela 521-

borro los lunes


“MI voluntad tiene la forma de un pájaro
muerto, abierto y quieto en el aire”
Marta Jazmín García Nieves.

_______

borro los lunes de los semanarios
escribo: mar, ojos, poema, grieta, tos
y no, no hay forma que encuentre sus acantilados

busco, rebusco, suelto, anhelo, aprieto, despierto
y ese escalofrío magnético de su ausencia
me quema hasta en los huesos

sigo: ala, esquirla, luna, ventana, tuétano, otra vez grieta
suma, motín, labio, cansancio, liubliana, bad temper
y al final, siempre, nunca, ella…

-riela 462-

stickers


“NACÍ en un koljoz, crecí en un consorcio de agricultura, vivo…”
Agne Zagrakalyte.

_______

yo venía bien…

nunca soñé con la nieve
con lugares lejanos ni otros idiomas
yo era un chamo sólido (según francisca, mi madre)

y todo en la ciudad lacustre
de cujíes y pericos que me aguardaban
entre calles, olores y monedas que bien conocía

con la música alegre entre mangos y almendrones;
las paredes, los vecinos, los árboles, la brisa
y hasta los amigos, eran inmortales

ahora solo se me acerca la noche
para dejarme madrugadas cuyos cadáveres
permanecen como stickers detrás de las puertas

-¿en qué vuelta de ale limón me perdí?

-riela 443-

los gorriones de la noche


“SE fue, no me avisó, amaneció y se fue, se fue de mi cielo a no sé dónde.
¿Acaso a su último sueño?”
María Cristina Solaeche Galera.

_______

precisar la gota que transcurre por su seno
hasta el séptimo vuelo mortal que da el aroma de la trementina
a todo ímpetu gravitacional, entre aries y capricornio

… es la locura

-el miedo ante el último botón de su blusa blanca
-el último plazo a la madeja húmeda de labios
-la mariposa delicadamente convertida en daga
-el muslo hecho pan para los gorriones de la noche
-el inventario púbico por recorrer, y por lo tanto
desconocido…

-riela 418-

sus duermevelas


“CUANDO tú te quedes muda, cuando yo me quede ciego,
nos quedarán las manos
y el silencio”
Andrés Eloy Blanco.

_______

me pregunto:
-¿en qué playa la podré encontrar
sin que antes se pierdan en el mar, mis dos velas?

si el perfume del ocaso me alcanzara
recostado sobre las letras de su nombre
escrito setecientas veces por el viento sobre la fina arena…

si en lo eterno, entre lo efímero y lo fugaz
ella me escuchara llegar, cansado y largo, seremos dos sombras
paralelas, y a la hechura del silencio para no perturbar sus duermevelas

-riela 411-