LO SIENTO


“UN libro no es más que parte
del pago de una deuda.”
Sara Cohen

_______

muchas veces el viento,
como a veces, también los ríos o el amplio mar
nos traen desde el otro lado de los sueños
hasta la más íntima trinchera,
esa orilla plana del recuerdo:

-un zapato huérfano, zapato de mujer
-el poema de amor más efímero del mundo
-una extraña espuma rizada de palomas blancas
-la alegría descalza corriendo detrás de los tamarindos
-un barco en la plaza para no morir de mar en la calle
-la renuncia escrita, ya firmada, y dirigida a la herida
-una multitud de grillos para comprender a la lluvia
con esta post data de apenas dos palabras al amor…
LO SIENTO

-riela 246-

el taller


  • -A Valería Paola-

_______

en el taller de la arquera
es donde fabrican gorriones
con el troquel de las risas,
en vez de usar las premisas
del níquel de las calaveras
de palabras recién adquiridas

en el turno de la mañana
se pintan ansiosas miradas
y se da brillo a las promesas
que tímidamente,
aquí en las tardes se espesan
y sin causar accidentes

en el taller de la hechicera
funden y forjan las ilusiones
y facturan a precio de oferta,
hay una lista de espera

con un gran inventario de sueños
ingrávidos y todos nuevos
que van y vienen, suben y bajan
y a pesar de no haber escaleras
viajan por las vigas carrileras
de la ilusión de una grúa puente

yo, por no ser dueño ni el jefe
solo trabajo pintando letreros,
aquí, en el taller de la dueña
y tengo contrato hasta febrero…

-riela 234-

ahora andas tú


“ME he ido acostumbrando
a tu ausencia
naranja
y a no añorar tu gabardina gris”
Anabel Torres.

_______

ahora andas tú
como una arandela metálica
suelta,
dando libres bandazos
y vueltas,
llenando de ruidos
el vacío
que es el centro de mi corazón

en tu testarudez de hechicera
siempre te sobró la confrontación

pero es tu actitud de entrega
y tus gestos de aquel enero,
una noche y frente al mar
lo que yo quiero
como a un hilo de luna,
volver a alcanzar

esos perdigones anoréxicos tan tuyos
¡ay amor!
cómo duelen en la tempestad

¡si tú supieras!
si tú supieras del trueque fantasmal
que acordé, anoche con la luna

…por una sola mirada tuya,
en vez de esas fotografías robadas,
dobladas y mojadas
que a veces, me toca contemplar,
yo pagaría con versos secos

-128 riada-

escarcha la duda


“¿CUÁNTOS brazos me quedan por abrir?
¿Cuántos pétalos negros por cerrar?
¡A lo mejor soy un sobreviviente!”
Nicanor Parra.

 

 

_______

 

cae la luz
en fauces de la noche

los sueños
desvisten de colores y minimizan

revientan
los botones de la nostalgia

quedan unos momentos
olvidados sobre el borde plano de la nostalgia

un largo suspiro
se atreve a pintarse de fecha incierta

la soledad
que muerde y sin embargo, no alcanza

un “te amo” se quiebra
en letras sobre la permeabilidad de un “nunca más”

blandas las costuras
de este abril

cuesta hundirse
en el perfume de la hora (sobrevivir por encargo)

escurren razones desde el pedestal del silencio
y apenas alcanzan las ausencias

escarcha la duda en las paredes
también sobre la frágil espera

-riela 84-