como dos niños


“HE descubierto el dorso de tu espalda
he conseguido abrir la celda dura
y salir con el día cuando atisba la aurora”
Meriam Bendayan.

_______

desde las altas encinas
sin remedio al descubierto, se han abierto
estos raros pertrechos, estos caprichos de versos
que todos los días recorren tu cuerpo, como a una avenida

y rompen los mirlos
su melodía, contra el filo del aire
tan frágiles, como lo mínimo y sin embargo: versátiles…
tú y yo, siempre los mismos, jugando bajo los árboles, como dos niños

-643 riada-

Anuncios

sutilmente irreversible


“TU pasas por la vida sin rozarla,
que no te toque el hierro del esclavo
que con cualquier limosna se alimenta”
Verónica Pedemonte.

_______

cuando te apartas, tú deshidratas mi alegría…
-me dices

tú, mi talismán de carne y huesos, mi caro y único amuleto
que balanceas las mareas grises del miedo
anudando pájaros de versos
a tus caderas

contigo, a mí me crecen fogatas adolescentes
con toda esa premura de los que muerden
la misma fruta

pero es en el perímetro de las metáforas, gitana
donde tú barajas lo sutilmente irreversible
y me ganas

con la magia de las palabras que vas sacando de los bolsillos
a precio de liquidación, me dejas lejos de lo que una vez
fui yo mismo

-622 riada-

mágico embeleso


“AHORA, que emprendo nuevamente la marcha,
vuelvo el rostro hacia el lugar donde solía morar
y veo al gato iluminando la ventana.
Cierra los ojos.
Comprendo que se ha ido”
Roxana Elvridge-Thomas.

_______

la música
nos traerá siempre
ese mágico embeleso
con que la antropología convierte al pez
en el ala del cometa

llueve
sobre el bosque de escamas fluorescentes

la noche dibuja sus mitades de orificios negros
y la flor que tiembla, añora ser el último retorno
de algún pez

para que nos quede otra cosa
que no sea solo mar y espuma, que llueva y llueva
sobre este incendio que repara todo rasguño
inútil

y colgado del séptimo cielo -que sobreviva-
con todas sus banderas desplegadas
ese pez que ahora fuma

-riela 599-

tallos blandos


“NO hay ley que detenga
el viento de los acantilados.

Nadie le pide visa
a la canción de moda.

La frontera es una línea titubeante”
Leonardo Padrón.

_______

vengo de acampar noches enteras
allá donde el ruido de tu voz
tenía tallos blandos

allá donde las ruinas de una muchedumbre de versos
entre tus ojos fijos y la luminosidad de una sonrisa tuya
me abisman a tu recuerdo

con esa peligrosidad de la poca luz nocturna

-555 riada-

como a un pequeño planeta


“DESTINY is something we’ve invented because we can’t stand the fact that everything that happens is accidental”
Quote from the movie: Sleepless in Seattle.

_______

tenerte así
entre las tímidas salpicaduras del agua
en la fluidez liviana y sin nomenclaturas de tu cuerpo

como a un pequeño planeta
mirarte hasta más allá de la vida entera
como a los viejos almanaques en las tormentas de silencios

alcanzarte y después dejarme
entre tus bocetos de manos, tropezando
amaneceres en perfecta sintonía con tus párpados abiertos

-525 riada-

en alas de unas palabras


“CUANDO miras mucho tiempo el interior de un abismo, el abismo también mira el interior”
Friedrich Nietzsche.

_______

como quién anhela ser simple pájaro y vuela

en alas de unas palabras, me hice mes
entre la desmesura sorprendida de tu mirada

intentaba habitar furiosamente
tus silencios que huelen a tamarindos

y esa humedad de tus uñas se dispersó alrededor de mi boca
(pero tus manos, a mitad del sueño se te hacían mariposas)

…y así un día amaneciste sábado, con todas tus ventanas abiertas
yo fui la hoja que cayó ante ti, desde la espesura de los naranjales

rodamos y rodamos hasta el destello sobre las alfombras

y desde entonces nunca más viví los lados grises del frío

 

-520 riada-

arriba, a la derecha


“HAY que mover la vida, hay que menearla
como la cola de una lagartija.
Hay que alzarla como un paraguas rojo.
Hay que ensartarla en el tiempo
como un puñal de oro”
Paz Molina.

_______

arriba, a la derecha
la última opción:

configuración de privacidad
allí te vas a la izquierda
biografía y etiquetado

bajas a: ¿quién puede agregar
contenido a mi biografía?

allí editas y pones: amigos
listo…

el problema es el relámpago que como un dulce amanecer, tirita
mientras lo devora el olvido y lo hace invisible en la web

roce breve de presagios que la soledad a través de facebook, nos borra
con ese celo, con esa rabia de la carne adolescente

lo peor, es la triste maniobra de estos versos, apurando al fracaso
que ventila sobre tu screen unas promesas, casi desnudas
pero ya todas rotas…

 

-463 riada-