desmesura


“NO sé si fue la voz de los pájaros
o el canto del viento del este
lo que me condujo una tarde hacia el olivar,
donde aún dormía, sereno, en el verdor
de las copas dispersas, el reflejo del día”
Vesna Parun.

_______

su cuerpo es ese gran debut con fondo de guitarras
en el cenit de la memoria

es esa maja estructura extraviándose como una isla
entre avatares del tiempo

flashes de la fantasía entre la blackish vestimenta
de una hermosa noche

efímera luz aleteando como un pez en la absoluta desmesura
de estos versos

-riela 650-

Anuncios

a media hoja


“CUANTOS amaron tus momentos de alegre gracia,
Y amaron tu belleza con amor falso o verdadero,
Pero tan solo un hombre amó tu alma peregrina
Y amó hasta las penas de tu cambiante rostro”
William B. Yeats.

_______

a media asta,
a medio caracol entre el vaivén de unas olas,
a media piedra mojada sobre la arena seca

secreta, como las cartas guardadas en lo más alto del armario,
a mitad de la hoja que una rama olvidó en la ventana,
casi a mitad del poema, cuando ya no cumplen las palabras

a media distancia de la sombra ignorada,
a mitad del hilo que la nostalgia teje sin perfumar,
allí esta siempre ella, poseída, vestida de medianías

crepitando como guirnalda entre las acacias,
como el verso cautivo en las redes del mismo poema, siempre
como la melodía ya casi olvidada…

-riela 637-

algo de tu ruido


“NOS desnudamos.
Tenemos hijos y desafiamos el desconcierto.
Hacemos de nuestros cuerpos el territorio de todas las batallas”
Ivana Romero.

_______

algo falta de ti
en este idioma abrazado a las sábanas

algo de tu ruido
en este tiempo desmemoriado

escríbeme ayeres, s’il vous plait

y me das unos versos, de esos que vienen con su acuerdo de paz
ya incorporado, firmado y refrendado

es que hoy ando
como las mareas que emergen para leer luces distantes

y luego se hunden en unos parámetros de silencios,
de esos que etiquetan a las maletas extraviadas

condenado a cien años de olvido
cual jean batten a sus latitudes ojerosas

hoy todo regresa a baseball, hot dogs, apple pie and chevrolet
en las gradas de fenway park, -¿recuerdas?

esta somnolencia excesiva
en los semáforos…

y con no + de seis o siete palabras a bordo
me voy haciendo más y más pequeño, tras las celosías citadinas

 

 

-629 riada-

mi dulce amiga


“PRISIONERA de ningún paisaje
de ninguna estación
la mente se mueve en una cosecha ilimitada”
Basil Bunting.

_______

tu cuerpo es a mis ojos
lo que el vapor es para la lluvia
que te moja agradecida hasta convertirte en río

qué lindo es amarte y prescindir de las cosas
verte girar como un trompo en el aire, tan distraída
eres el agua que canta, mi pequeña flor ante la cual sonrío

me gustas tanto huracán de falda menuda
mi estupor feliz, confidente, mi amalgama, mi dulce amiga
tú eres el polen y la centella resumidos, único aval en el cual confío

-609 riada-

los labios de julia roberts


“BEBO el último whisky en el ‘Kiss Bar’,
la última margarita en ‘Santa Fe’,
rodeo la ciudad y su muralla de agua
en la que ya no queda nada que fue mío”
José Hierro.

_______

embarca noviembre frío y gris
en la estación grand central del metro

paraje obligado
para abordar rostros y cuerpos,
sueños y deseos estrafalarios

hambre existencial y entonces…
la vida nos vomita encima

hojarasca de horas livianas
y de minutos pequeños y apretados

ansias estrepitosas ruedan, embarcan
pero, sobreviviré otro instante…

los labios de julia roberts
están en las paredes, en las revistas
en los buses y en todo el aire de manhattan

-riela 608-

tontas cifras


“LA mirada se acuesta como un perro,
sin el tierno recurso de mover la cola”
Ida Vitale.

_______

el tiempo -a veces- nos da sus tontas cifras
de intermediario

el impacto sonoro de dos cuerpos que se aman
es sordo

puedes apostar que si algo cruje bajo la lluvia
eres tú

hoy la vida baila sola aquel viejo vals
como si inaugurara recuerdos

si algo se nos extravía, que no sea mi curriculum obsceno
ni tu secreta quemadura

respiremos la inmoralidad que ondula las siempreviva
y dejemos caer mi corazón

ven, tomemos un café
y rompamos las vitrinas nuevas de la noche

-603 riada-

a veces, ella


“EL amor en mí no se toca
se escribe”
Damsi Figueroa.

_______

para mirar sus fotografías
me visto de estropicios

apago las estrellas
que ya encuentro apagadas

imagino la textura de su ropa mojada
sobre la total indiferencia de:

-un diván menos cómodo para la ternura
-otro lunes en la agencia NCIS
-un desasosiego menos torpe, quizás
-un concierto breve de riadas
-cien veces la riela 522 para olvidarla de memoria
-mi libreta de verbos subjuntivos
-yo, en última persona
-a veces, ella

 

-riela 589-