Archivo de la etiqueta: Martin

714 riada


“EN su fuga imposible
nunca está solo el poeta.
Lo poseen voces inasibles y punzantes,
lo consume el aroma fatal de su amada,
la palabra, esa divinidad salvaje
que copula con espejos indisolubles”
Luis Alberto Ambroggio.

_______

-¿y si no fuese necesario plasmar sobre papeles
la ironía de unas palabras amarillando atardeceres?

-¿y si hay un pecho más adentro
donde brillen, rimen y rielen los verdores de tanta hoja?

‘tonces suéltame ahora
y mírame encuadernar mis quereres
pa’ que luego sean recuerdos, de esos que se antojan

-714 riada-

riela 679


“¿DE qué silencio eres tú silencio?
¿De qué voz, qué clamor, qué quién responde?
Abismo del azul, ¿qué hacemos en tu seno,
hijos de la palabra como somos?”
Fina García Marruz.

_______

ella es el agua de aquí, la que viene con esa música que la venera
suena y se derrama blanda, zigzagueante y dispersa
a mi caudal de sueños

ella empapa con sus luces a los estupores de mis pupilas
luego rueda, huye y se esparce precisa y nefasta como los ruidos

es la escama impertinente que atrae a los alerones de la fantasía
la que blanquea los bordes de mi memoria toda

la que determina esa forma de temblores a las mariposas
que la urgen de vuelos en la parte baja de su espalda

es siempre ella, ella, ella…
la lluvia embriagadora, la postal de lunas envueltas

la locura indescifrable, el oleaje alegre escamoteando letras
entre las dulces hebras de su nombre…

-riela 679-

607 riada


“CUANDO el velo es arrastrado por el aire del campo,
delante queda una historia
invalidada por el mínimo gesto
de quienes tienen sus días contados
en el murmullo de la existencia”
Juan Arabia.

_______

siempre bella te encuentro entre palmeras
sentada alegre en algún solar al viento

sonríes y se derrama mi pensamiento
sobre tu sombra tendida en la arena

bella, eres bella y llamarte bella me gusta
y no solo por así llamarte de algún modo

bella, bella, tú eres como ese timbre que anuncia
que mi tristeza renuncia cuando te nombro

tú convocas toda ilusión desde tus ojos claros

quiero pintar de colores, por dentro y por fuera
tus manos, tus pies, tus labios…

quiero que seas mi bandera
tu tenso ardor y todos tus globos a mi costado

para vencer la soledad, ahora escribo versos
en las butacas de los cines de esta gran ciudad

y para amarte más, te llevo como lleva un preso
esa multitud de horizontes que no puede alcanzar

 

-607 riada-

 

575 riada


“NADA fue tuyo.
Solo imagínate una casa y la luna.
El fuego vacilante de la llama.
La mensajera noche
allá en la soledad de las estrellas”
Amparo Osorio.

_______

con los ojos rendidos al mar -siempre a babor-
me arrimo a esa isla de tus formas
coyuntura de promesas

y fondeo junto al desorden de los momentos
en que me hablas del aroma nerudiano de otros caudales,
de otros cuadernos, de otras patrias

columpiando, seguramente descalza y ya redimida
al pie de la música, te llueven a los ojos
extendidas manchas de versos,
con etiquetas arrebatadas
de puertos míos

me alcanzas y te alcanzo, marinera
y somos como un par de monedas para el viaje
a centímetros de descubrir la forma peninsular de los sueños

pero, a veces en la zozobra + bien parecemos
dos árboles que secretean a unos pájaros
la sabiduría de las jaulas ausentes
a mitad del vuelo

-575 riada-

riela 573


“NO son nube ni flor los que enamoran
eres tú, corazón, triste o dichoso…”
Rosario Castellanos.

_______

maria

nunca pretendió ser el fuego cruzado
ni la alegría en las alas de un salto
en ninguno de sus retratos

pero entendió que en la cosecha de las prioridades
de sus asombros diarios, fue siempre el pedal y no los frenos
lo que se quedó enganchado en los garfios blancos de la luna
aquella noche, junto al sticker price de su bici amarilla

quizás, fue solo el jaque mate al vuelo alegre del pájaro
o la fecha rota sobre el calendario, lo que + dolió
en las rodillas

-riela 573-