poesía


“LA pintura es poesía muda; la poesía, pintura ciega”
Leonardo da Vinci.

_______

la poesía
es el motor del énfasis o la duda hecha palabras
en la matriz de la fantasía

es el encuentro definitivo, no pautado, de las densas claridades
entre quien escribe y aquel que da lectura
frente al oasis de las maromas

es esa otra forma de intento por tocar la luz
a través de los temblores, de la vida sobre la muerte

es el vistazo final a las incertidumbres
desde las manos suicidas de un simple náufrago coloquial

es como la ciudad que brilla desde las afueras del silencio
a riesgo de la metamorfosis de un gesto

es el himno de los inútiles

la herencia sin sosiego de unos ojos, a la vasta memoria

es el ánima de cuello largo que nos trae el dulce incienso
hasta las costuras sedimentarias del agua

es la hora más larga sobre la brújula, a la víspera del vuelo

es la lluvia-infinito, el océano-incendio
sobre la inocencia del papel

es la sombra gris que permuta desde el punto final de los finales

-riela 265-

tus formas matinales de navío


“LAS estrellas navegan, las piedras, los destinos
y el barro que se junta en los rincones de anochecer”.
Eleazar León.

 

_______

 

-¿de qué lejano país
llega anticipado el recuerdo
vestido de anónima caracola
y resbalando a los cuatro vientos
con esa envoltura desechable
que tienen los corazones
y también los caramelos
que más se pierden, mar adentro?

ay alma,
si tan solo la incandescencia
de tu vendaval de cuerpo
atrapara, hoy de nuevo
esta ingrávida quietud del tiempo,
que como la espuma,
yace esparcida
en la permanencia sin clausura
de tus formas matinales de navío
sobre mi cama…

y nunca, nunca más me pidas
aunque estés muriendo de frío
el calor de mis fogatas de versos

pídeme besos,
ese abrazo ya vencido en el tiempo
y ojos, para mirar las hijas que aún nos debemos

-245 riada-

más allá del ruido


“ESTAS paredes ya no existen
y aún ocupan un lugar.
Cruzamos puertas, soportes, soleras,
y aún los olores desaparecidos
están allí con los derrumbes de este tiempo”.
Rafael José Álvarez.

_______

más allá de la luz
mucho más allá del ruido
-cerca de nosotros-

sobre el litoral de la primera página
del libro sin autor, sin figuras
ni palabras

se asoma el croquis del viaje final

itinerario desolado
el del amor colgado de un labio
desde los tiempos de la erosión del agua

-riela 244-

cerrando lluvias


“A Ella, que en la balanza anónima de la memoria y en las
horas finales prolonga mi presencia real y mi presencia
ilusoria sobre la tierra”.
Juan Sánchez Peláez.

_______

en desamparo
como un forajido
voy cerrando lluvias
mientras te alcanzo,
abriendo soles
a cuatro estaciones
y a cinco sentidos

la única bandera
que yo sostengo
es este amor,
tú vas por dentro
y vienes pa’ fuera,
te llevo puesta
como a un botón

con la luna
alumbrándome versos
y con todo mi andamiaje
de poeta, de un solo viaje
cruzaría desiertos
pa’ desnudarte

con ansias desbordadas
subiría a las cumbres
de tus costumbres
finas, blancas y heladas

tú bajarías en mi tobogán de agua
tibia, turbulenta, torpe y salada

-242 riada-

ojos


“EL tiempo es un animal cansado.
Un viejo truco de Dios
para creerse inmortal.”
Leonardo Padrón

_______

se pasean
como lagartos
sobre los muebles
las paredes
los cuadros
los colchones
pero sin tocar la hoja suelta
infectada de silencio
que ondula sobre el piso

ni una mancha en tv
sobre la muerte de los helechos
tampoco, una especial mención en el periódico de hoy

como trofeos
los alzan y luego olvidan

garganta arriba como los cometas
que segregan los tonos del gris, a todo pulmón

ojos

 

-riela 211-

la tarde talle ocho


“OYE:
no vayas a suicidarte.
Me es indispensable tu presencia:
triste
desafiante.

Terminada en punta
-como una hoja
detrás de una ventana”.
Ana María Iza.

_______

ando de ti todo empapado
bajo los ramajes de la poesía

ando, como sílaba asonante
en los orinocos de pájaros y maleza,
para que la desnude y acaricie el mar

algo de tus alas libertinas-libertarias
canta, canta, canta, canta, canta
y no deja de cantar a la tarde talla ocho

hasta tallarme al vuelo
de los doce cuatro veintidós, esa
dirección filial del manotazo de tu trampajaula

y me dejas plegado al salto
con tu carta de referencia dirigida a la cordura

y ya sin hombros visibles,
con los signos evitados de la eventual locura
para poder no sostener mi camisa talla catorce, de náufrago

-209 riada-

no es ventisca


“AÚN aquí, aún en los comienzos del amor,
su mano al abandonar la cara
da una impresión de despedida”
Louise Glück.

_______

aprendí del silencio, la serenidad pa’ esperarla
como los ríos esperan a esas tormentas que apabullan
y que nunca en realidad, desembarcan desde la eternidad

como las vocales nuevas que huyen de los diccionarios
llega sonriendo, me dice que detesta la lentitud
de los asombros de la luna, sobre las miradas
sin síntomas de un mar

y ella no es ventisca, es poesía y sin embargo:
-¿dónde fueron a parar aquellos pájaros empapados de nostalgia
y donde el aguaverde de esas madrugadas conque sus ojos
manipulaban al alba?

-riela 198-