como dos amaneceres


“A mí me gustan las niñas pálidas,
las de apacibles ojos obscuros
donde perenne misterio irradia;
las de miradas que me acarician
bajo el alero de las pestañas…”
Amado Nervo.

_______

hoy las hojas, hacen pequeños riachuelos en tu mirada
y todo silencio te pertenece, mientras arrullas con canciones
a esos instantes en que el mar -ese extraño invitado de siempre-
se debilita, y muestra su última ola, exactamente frente a tus pies

la alegría se redime desde tu comarca de ojos
y entonces, vuela a los confines temblorosos de la luz

ajenas, como párpados carnosos en la cosecha de algún dios
tus dos mejillas, a babor de una lluvia trepidante,
se me acercan, y se incendian ante mí
como dos amaneceres

dos almendras líticas
esos labios tuyos, despertando a gritos mi rutina de alma

y me elevas
en irascible torbellino de ansias arrebatadas…

-658 riada-

Anuncios

desmesura


“NO sé si fue la voz de los pájaros
o el canto del viento del este
lo que me condujo una tarde hacia el olivar,
donde aún dormía, sereno, en el verdor
de las copas dispersas, el reflejo del día”
Vesna Parun.

_______

su cuerpo es ese gran debut con fondo de guitarras
en el cenit de la memoria

es esa maja estructura extraviándose como una isla
entre avatares del tiempo

flashes de la fantasía entre la blackish vestimenta
de una hermosa noche

efímera luz aleteando como un pez en la absoluta desmesura
de estos versos

-riela 650-

yo culpable, señora…


YA he llevado esta piel antes
mientras fui mi padre
ya he cantado esta canción antes
mientras fui mi madre
ya he sostenido esta mariposa antes
en la palma de mi mano
mientras fui mi hijo

pero este poema siempre sera el otro poema
no el que quisiera escribir”
Leons Briedis.

_______

breves,
unas caricias se hacen fiebre entre las sombras
y no se encuentran

dulcemente,
se van dejando quitar la ropa
y al fragor, las tangentes pequeñas, secretean

a bajorrelieve,
unos gramos de ansias luminosas
se estiran, simulando ser esferas tendidas en cuerdas

treinta y nueve
segundos, persiguiendo lívidas gotas
debajo de su “presunta inocencia”, y ya merodea

este: yo culpable, señora…

-644 riada-

de formas sutiles


“COMO la primera gota que da sentido a una tormenta
o el colibrí que hace posible el néctar del tiempo,
soy la escama necesaria de un pez que gravita en círculos de hielo”
Ernestina Elorriaga.

_______

hay formas sutiles
que se elevan como hebras furtivas

un fulgor que trasciende
y aturde a las más tranquilas esquirlas

son esas ráfagas esquivas
que ebullen, tropezando netas imprecisiones mías

un súbito temblor
que delata distancias inmerecidas

ese algo de ti, marinera
mi diminuta hoguera, por donde sobrevuelan
unos pájaros, como signos zodiacales alados de horas ingrávidas

-642 riada-

a media hoja


“CUANTOS amaron tus momentos de alegre gracia,
Y amaron tu belleza con amor falso o verdadero,
Pero tan solo un hombre amó tu alma peregrina
Y amó hasta las penas de tu cambiante rostro”
William B. Yeats.

_______

a media asta,
a medio caracol entre el vaivén de unas olas,
a media piedra mojada sobre la arena seca

secreta, como las cartas guardadas en lo más alto del armario,
a mitad de la hoja que una rama olvidó en la ventana,
casi a mitad del poema, cuando ya no cumplen las palabras

a media distancia de la sombra ignorada,
a mitad del hilo que la nostalgia teje sin perfumar,
allí esta siempre ella, poseída, vestida de medianías

crepitando como guirnalda entre las acacias,
como el verso cautivo en las redes del mismo poema, siempre
como la melodía ya casi olvidada…

-riela 637-

par de locos


“LA noche de verano brillaba; en el campo destellaban luciérnagas
y para aquellos que entendían esas cosas, las estrellas mandaban mensajes”
Louise Glück.

_______

arrebatos tuyos
y se extravían mis manos, como dos pájaros
en tu ropa y en tu cuerpo, hasta la altura del relámpago

en los relojes queman las horas

anda amor mío, que tu paisaje me enamora
mientras muero en la hipérbola de un seno tuyo que se asoma

incrustados en la noche como dos alambres
par de locos, que perfilan desde un techo hacia estrellas distantes
somos dos, que gastan y derrochan la dicha

ah… presupuesto de ganas infinitas

631 riada-

trenes sin destino


“ARRÁNQUEME. Señora. Las ropas y las dudas. Desnúdeme. Desdúdeme”
Eduardo Galeano.

_______

amor mío,
hoy procúrate la lluvia
y que nos lleve en gotas a la página principal de otro cenit

hazte mar y tu boca sea la tormenta
que agrede con densa espuma de besos en cada acantilado mío

si así te ves, solo sonríete
dite que hay trenes sin destino y amores que naufragan en un café

disípate ahora, en suaves cascadas bajo la lámpara
y resbálate a mis brazos, que te esperan con acuarelas temblorosas
de veces

-627 riada-