particular alcurnia


ANTES del soplo natural
de la palabra, fue la luz
grafismo y vez
para la urgencia de metáforas”
Gilberto Castellanos.

_______

hay palabras que carecen de un puerto
de un cuello, de un tono estratégico y de ganas para volar

ahora escurre una estrofa íntima y ya desnuda
entre los escombros de viejos muros de palabras, me mira y se va

sucede es que la amé como a la arena del mar
tercamente atascado a su ombligo, sin códigos ni brújulas

pasa es que la tuve peninsular, y ella
me hizo alfombra navegada, con el solo pabilo de una mirada

y la miré, como se mira a los relámpagos
cuando ella era la lluvia y tiritaba frente a un espejo vectorial
como una hoja recién aprendida

después la supe instrumento musical,
cima en llamas que alumbraba mi arsenal de sombras,
locura banal cuando la noche no tenía las salpicaduras de su rostro

y al final, es esta particular alcurnia trepando los costados abismales
de tanto desasosiego, lo que hace ahora una simple parodia
de estos versos…

-riela 551-

Anuncios

extrañas predicciones


“MIS espacios
se llenan de imágenes.
La esfinge del enigma
se mece como aceite sobre el agua”
Lil María Herrera.

_______

que guarda extrañas predicciones, dicen que por seguridad
pero es ella quien las salva de las tentaciones marítimas
de la noche

de ella es ese galardón de cuerpo revolcándose en la arena
ella, la perversa aguja hincada a la tripulación ociosa
de las palabras mías

mira los gestos territoriales de la sinovia en su rodilla izquierda
luego, me los describe en mensajes de texto, en ese formato
hermoso donde + bien parecen catálogos
de maderas por esculpir

ella es el dulce parapeto de los insomnios míos
que solo la lluvia interrumpe, a veces

ella me defiende inútilmente de mis barajitas de béisbol
y celebra mis rielas, cuando algo araña los bordes
de su espesura de boca

ella es quien me dice y sostiene:

-la música y la poesía son dos entes tóxicos
-dos humming birds huyendo del licor de unas camelias
-dos sombras aristocráticas en un solo ataque de tos
y despeinadas, ambas por el delirio de un relámpago
eternamente ascendente…

y yo siempre la escucho
mientras miro entre sus manos mis barajitas de ripken

-riela 544-

estridencia de dos


“PERO su cruel belleza es implacable
bellísima;
no hay una fronda de reposo
para su hiriente luz
de estrella en permanente fuga
y desespera comprender
que aún la mutilación la haría más bella”
Eduardo Lizalde.

_______

evidentemente, hay estrellas sin cauces fijos
hay pequeños peces con estropeados indicios de mármol
y tantos ingrávidos encantos que sobrevuelan sus trazos de labios

como quien emerge de profundos augurios
yo respiro el pulso de su perfecta densidad de muñeca
como si ella fuese, un volcán a mi deriva

y ella, que casi nunca me mira
de pronto me escudriña y radicalmente pregunta:

-¿cómo así es que a mónica bellucci no le gustan las dietas
y mucho menos ir a los gimnasios, ah?

-¿y qué sé yo de la mineralogía altanera en perugia?
-pues nada, más allá del travertino chocolate sobre unos labios

y así siguen mis fósforos y astillas más allá que a la deriva
pero detrás de ella…

y siguen las anchas bandas de versos
extendidas como el fango al deseo

como unas manos, a esta estridencia de dos…

-riela 536-

nada


“TODA la tarde estuvo mirándome desde no sé dónde
Toda la tarde
Y ahora que te veo caigo en cuenta
Venís a consolarme”
Ramón Palomares.

_______

hay ventiscas creadas por unos tunantes pájaros portátiles
y un resumen en cautiverio, entre gariteros ardores
tan ebrios de ocaso

es la música hecha grito plasmada al primer antojo
es el andariego errante que pasea sus envolturas de sueños
entre sombras insomnes, ya saturadas de polvo

furtivas, erráticas, temblorosas…
así de nada sirven las ganas, ni las formas, ni la sólida cordura

en nada ayuda esta incierta falta de penumbras
ni los presagios al vaivén de unos delirios complacientes

nada sostiene al cántaro vaciándose al borde del abismo
ya nada ampara el reproche del lápiz a la hoja medida y ya cortada

-riela 533-

enarbolé cayenas


“EL peso de la realidad
cae, como una catarata
y no sé cuánto tiempo más
aguantará mi espalda”
Judith Lázaro Moyano.

_______

yo anticipaba tus estornudos
como a los relámpagos, desde mis astillas

hasta tocar la metáfora, te besé
olvidando todo alfabeto de mis viejas nostalgias

enumeré lo perdido
y hasta bailé esas baladas
aún encriptadas en tu risa ruidosa

mordí los festejos
que huían del ardor de tu sexo
al ritmo del milagro que encendía a los amaneceres

asumí cada pétalo
y todos los añicos de tus aciagos temores
y enarbolé cayenas, huérfanas cayenas hasta tus ojos

te amé
en tu traje de instantes
como el insecto a la lámpara -pero eso ya lo sabías…-

-532 riada-

la alcanzo, la alcanzo…


“FLAMEAR acre ya en sangre aciaga la jauría
al verter en espectro leve remo”
Jorge Lara.

_______

no siempre
me basta el tiempo de su desnudez
redonda y total, ardida y ya sofocada…

signos recurrentes
aquellos tramos transitables
de sus bosques y alamedas perfumadas

fotografío de su boca
los blandos días y largas noches
como si fuesen ríos transparentes que huyen

aún lejos
y sin embargo, ella siempre
es la que ensancha las orillas de mi memoria

para irrumpir
en el aire que transita los centímetros de su belleza
yo aprieto versos y desprevenida; la alcanzo, la alcanzo…

-riela 529-

donde el beso se trasnocha


“YO tengo una novia que llueve en el desierto
que dice búscame en la prosa
que ensaya ángeles en la voz
y duerme meses en la noche”
Leonardo Padrón.

_______

te reconozco mi feita

donde el beso se trasnocha
en las protuberancias del labio

allí, donde claudica la firma
a la impertinencia del contrato

donde habita esta vorágine irreparable
de mirarte despeinada, descalza y desnuda
llenando con tus nueces, todos mis bocados

-526 riada-