riela 650


“NO sé si fue la voz de los pájaros
o el canto del viento del este
lo que me condujo una tarde hacia el olivar,
donde aún dormía, sereno, en el verdor
de las copas dispersas, el reflejo del día”
Vesna Parun.

_______

su cuerpo es ese gran debut con fondo de guitarras
en el cenit de la memoria

es esa maja estructura extraviándose como una isla
entre avatares del tiempo

flashes de la fantasía entre la blackish vestimenta
de una hermosa noche

efímera luz aleteando como un pez en la absoluta desmesura
de estos versos

-riela 650-

Anuncios

riela 630


“mi corazón
para que en él escarbes
busques tesoros
entierres muertos…”
Sabeli Ceballos Franco.

_______

celosías temblorosas
que se revelan de ese montón
de recovecos que exhiben sus ojos claros

se asoman
acomodando la catedral de su cuerpo
tan deletreado, en la humedad de una catarsis

y distorsionan distancias
al vaivén de unos desvelos, que como veleros
navegan dentro de la latitud de una misma botella

-riela 630-

614 riada


“POR ti, me desnudo hasta la corteza de los nervios.
Me quito la joyería y la pongo en la mesa de noche,
me desencajo las costillas, expando mis pulmones por toda la silla.
Me disuelvo como un medicamento en agua, en vino.
Me derramo sin dejar mancha, y me marcho sin agitar el aire”
Kim Addonizio.

_______

vulnerables
inocentes que se escapan
a esconder de las miradas
pa’ vestirse de culpables

celebremos la batalla
en silencio, entremos
que sean íntimos los versos
que la luna nos delata

todo el temor escondido
bajo tu falda
permitamos ahora mismo
se vaya

las flamantes primicias
que tu cuerpo me regala
para eso traje besos y la prisa
de atraparlas

sangremos ya
que la herida es de los dos
consumamos ya la sal que dentro
nos aguarda…

-614 riada-

riela 498


“EL otoño para la hoja
El agua hirviendo para el cangrejo
Y el favorito el zorro
Ebrio sobre los hombros luminosos de la Actriz”
René Char.

_______

todavía sus labios siendo
sus manos mar abierta viniendo
su mirada estrofa verso vuelo

fuego que no quema embruja
escrita sobre el agua anda
y se pliega como un sueño luego

acurruca y apachurra con cada suspiro, shhh…
despacito que la piel apremia
y de nuevo sus labios
clausuran cada instante

-riela 498-

riela 497


“BEAUTY is truth, truth beauty, that is all
Ye know on earth, and all ye need to know”
John Keats.

_______

absurdo permanecer de la piedra
que por no querer rodar, nunca llega
a esas regiones, las más áridas del olvido

y sin embargo, atrapa la mirada del pájaro
que le canta desde la rama dúctil
aquel distante poema: “ebrio de permaneceres”

aunque nunca obtenga, el enigma de una respuesta

-riela 497-

riela 378


“HAY trenes que se empacan en maletas
aviones que se guardan en sombreros,
barcos que se doblan en pañuelos
y carrozas que se calzan con los guantes.

Las estaciones, en cambio, no caben,
no caben”
Marcela Rosales.

_______

su nombre tiene ese nivel de acrobacia
que a mí me adormece sobre el costado más lindo
de sus peripecias

su belleza es la que flota de los fríos retratos
en mis paredes

ella es tan peligrosa, como esos torpes arrebatos,
tan impredecibles que muestran los locos
bajo la luna llena

ella es la dueña de mis ráfagas de estaño

la de las suaves manos que juntan y pulsan cometas y diccionarios,
la de la aleación perfecta que llega y perfuma con su presencia
al refugio de mis recuerdos, ya convertido para ella
en simples ráfagas de versos y frases

-riela 378-

369 riada


“EN las escamas de un pez de hojalata
leí la llamada de nuevos labios.
Y usted
¿se atreve
a tocar un nocturno
en la flauta de los canalones?”
Vladimir Mayakoski.

_______

vestida de palabras minuciosas
para dilapidar otra madrugada

con el brandy nocturno imprecisable
y el cigarrillo en la mano ciega

como el bocado perfecto
para amanecer en una boca insomne

con el botín de rilke a bordo
eres como la hoja de un cuchillo

te basta sonreirme para escarbar
en el silencio donde vivo, como pájaro en la fruta

-déjame ser predicado, crepúsculo, gesto, partitura
musa desnuda, limpio pecado, suave llovizna, estación
mármol iluminado, postura de maniquí,
suspiro tuyo, misil… -me dices-

vaya precariedad la de tu oferta, mi dulce marinera
-te miro y sonríes de nuevo-

ahora, cuando el viento entre las hojas apenas llega
deletreando tu nombre de madera sobre mi cosecha inútil
de luz estridente y en el incienso,
ya ardido de la noche

-369 riada-