el color de los muelles


“QUIZÁS porque mi niñez
Sigue jugando en tu playa
Y escondido tras las cañas
Duerme mi primer amor
Llevo tu luz y tu olor
Por dondequiera que vaya
Y amontonado en tu arena
Guardo amor, juegos y penas”
Joan Manuel Serrat.

_______

hoy me preguntas:

-¿de qué color son los muelles
por las noches cuando los sueños
zarpan?

yo no sé…

pero reconozco el ocre del hierro
cansado ya marinera de marcar rumbo sur
en sueños, y solo escuchar el eco del fantasma
de tanto sueño inaplazable

-289 riada-

cicatrizar al poema


“MI cactus ha muerto
Mi escritorio ha recuperado soberanía.
Mi taza de té ha vuelto arrepentida a su antiguo lugar
pero las autoridades cactáceas sospechan que tengo en la mira
comprar otro cactus para asesinarlo”.
Juliane Ángeles.

_______

quiero ser noche
en una playa del país de tu seno izquierdo
ese lugar donde llegan para residir eternamente, los huracanes

en esa ancha ensenada
para el oleaje marítimo de tu risa
y desde donde tú te elevas, como espuma a los cántaros de nubes

más allá de los pueblos de ansias
de esas regiones capilares ya marcadas por el deseo
esa parte geográfica de tu cuerpo que aún no ha sido conquistada

ya no me bastas enarbolada
sobre la cima de las antorchas
de tus dos torres blancas como espejos de sal infinita

no me bastas plana
rendida y abierta como un puerto para mi festín de párpados
que te siguen, como el eco al sonido inútil

no me bastas adjetiva
como el pincel amarillo para marcar cataclismos
ni subjetiva, como aquel pacto entre el labio y la brasa
para cicatrizar al poema…

-281 riada-

indescifrables


“DE los innumerables escalones
que conducen a mi corazón
él subió tan sólo
quizás dos o tres”.
Yosano Akiko.

_______

amor mío…

-¿cuántos despertares se nos quedaron dormidos
en el vendaval de recuerdos, ya convertidos en lunas?

no es la palabra que golpea, la que hiere y duele
sino los resplandores fugados tras la ciega herida

-¿habrá algún planeta sin ventanas ni puertas
donde los pájaros en vuelo se hagan indescifrables?

-¿quién salva al adjetivo en pleno incendio de voces,
el loco o el mentiroso?

-¿por qué la piedra contra la puntual honestidad del verso?

-riela 264-

mapas de mareas


“AUNQUE la gran verdad se llama arcilla, greda.
Aunque ligeros guijarros presagian
de la abisal noche el secreto
el azar del molinete de los días
valga tal vez por lo del juego.
Porque toda la sorpresa cabe
en el invento armado por un niño.
Cornucopia vertida desde un sin comienzo
confuso en la lejanía de la sed
lúdica de la esperanza y del apego.
Son sus nombres curiosidad, ansias, anhelos”.
Lubio Cardozo.

_______

recordando la textura de tantos besos permitidos
sobre estas cálidas esquirlas caribeñas
me doy cuenta, que te extraño

tú eres, la que viste de canción
al silencio en la caída del rocío
y a la rotura alegre de los vidrios

me explicas con tu acento del sur
las derivadas matemáticas, en secreto
esas que forjan y que luego mueven al viento

sonríes
y me tumbas el sombrero
donde guardo mis mapas de mareas

te miro, y ya no sé
si aún eres la mujer bajo la lluvia
o eres un pájaro incendiándose

-259 riada-

las escaleras del castillo de lourdes vargas


“LLEGO a confundir la belleza con el oficio y la costumbre
Mi naturaleza logra destruir lo que amo
Es un círculo
Me arrastra Me observa y Me delata”
Enrique Hernández D´Jesús.

_______

ella lloraba a las seis de todas las tardes

cuando el mundo cerraba cielos frente a sus ojos
y rogelio partía de nuevo, a la guerra

yo no la supe mirar con ojos de niño
ni protagonizar un modelo para aquel tipo de clausuras

aprendí a vivir en el vuelo, aquel de la misma índole
apenas visible, desde el cuello elegante de sus palabras

y desde los escombros de unos cuantos instantes
que aún flotan desde el exilio permanente de sus lágrimas

ahora que está muerta
me toca comprender su esquirla luminosa

esa blanda alquimia de la locura

la ecuación pirotécnica
del jaque mate

-riela 257-

la fantasía de tu boca


“NAVEGABAN retazos de la noche.
Aún no era hora de despertar, y despertamos.”
Selva Casal

_______

ay amor

pon tu estrella más en alto
que yo quiero, es llamarte “antorcha”
sin la parcialidad, ni la pulcritud de tanto mueble acomodado

y después quizás, sucumbir al ocaso
contigo hasta la etimología de las calizas
en ese extraño idioma de bosque, que ahora tiene la lluvia

en tu vuelo, déjame ser la rama sobre las aristas
mas blandas de las palabras, que irrumpen al tibio aleteo
de esta inconfesable nostalgia de pez, que sonríe mientras fuma

después de un “te amo” flaco y prolongado
sobre las astillas danzantes del deseo, quiero estrenar el ruido
de la rotura de tanto hilo elástico, que te sostiene en la transparencia

y que seas tú, el último silbido del vapor en estas confesadas ganas
que llegan para empapar las horas blancas, en las que nunca
nunca, nunca se me hace texto, la fantasía de tu boca

-247 riada-

tu muslo más izquierdo


“CUÁNTAS veces la mujer del miércoles
desdobla el rostro,
lava sus pies
y camina sobre sus palabras”.
Siomara España Muñoz.

_______

tu letra tiene
el color aceituna de los moretones
que dejan sobre la piel los perdigones

y tiene ese último corte de moda
en las curvaturas de las ciruelas

tu letra se parece
al broche del brasier de jayne mansfield
en aquella película donde ella despertaba bailando
la temporada completa de las crisálidas

a veces, tristemente, tu letra también sucumbe
ante las estadísticas de los malos gobiernos

pero prevalece en la costura del poema
sobre todo, aquel que traduces desde antiguas lenguas celtas
apoyándolo todo, en tu muslo más izquierdo

-236 riada-