Archivo de la etiqueta: Edgar Allan Poe

676 riada


¿CUÁNDO olvidaste los cordeles del verano?
Pescabas peras pequeñas con la boca luego de arrojarlas al río
y el mundo era agua fresca”
Elina Wechsler.

_______

y que la cadencia
de este amor secreto
embriague el aroma del aire
que ahora toca tu piel
y que esos tenues
suspiros impregnados
de tan finos anhelos tuyos,
hagan que me recuerdes
siempre…

-676 riada-

 

riela 664


“UN ángel
-a la sombra de un ejército estéril-
sin palabras
en los ojos”
José Geraldo Neres.

_______

para yo entregarle
toda esta constelación nocturna
y su huella

me rebelo ante el asombro
de lo infinitamente pequeño que hoy
ante mí, se estrena

un universo de letras y que sin embargo,
ella no me deja mirar desde la creación magníficamente oceánica
que son sus ojos

-riela 664-

riela 595


“EL frío
no es el reverso del calor,
es su fruto más preciado,
comodín con el que saborea
su juramento en las pieles”
Clara Schoenborn.

_______

ayer anduve cosechando palabras surgentes entre frases ajadas
aislando surcos de versos y dilatando asoleadas rimas
para aquel poema febril, tantas veces postergado

tramité un raro exilio, casi mágico en alas de unos pájaros
vi lunas mordidas por bocas que simulaban ser lluvia
estuve en ciudades altas y curvas de calles esbeltas
con muchachas que andaban con faldas redondas

recorrí instantes de tramos muy largos, entre un café y otros labios
demoré los incendios de la carne y solo obtuve emboscadas de nombres
y al final me quedé solo, con la orquesta del titanic,
esa que no diferencia un twist de un tango

-riela 595-

584 riada


“PERO nada serás
sin estos versos
convertidos en pájaros
en círculos
en pasos
que mis años alargan”
Minerva Margarita Villarreal.

_______

¿es hechizo?, te pregunto
-esos momentos en que todo excepto tú, desaparece

embeleso, maleficio, brujería…
esos detalles que te envuelven de implicaciones inútiles, maria

me hablas y mi vida ensaya esos recorridos
en la cuerda floja entre décimos pisos

-¿qué más sutil y complejo mecanismo
que esos ojos tuyos atrapando a los artificios
esparcidos por los arenales de mi alegría?

son los besos que me debes, frasquitera
ese crédito impagable y transparente de veces
de tu dulce encanto elevándose como la bruma a lo alto

y me dejas con los golpes trapecistas del agua
tan grandes, del tamaño de unos atardeceres

nunca + me sueltes bruja al enjambre de otros versos
átame a esa levadura tuya que nunca cesa,
a tu sombra más pequeña de pez
solapando estrellas…

-584 riada-

riela 560


“NIÑA morena y ágil, el sol que hace las frutas,
el que cuaja los trigos, el que tuerce las algas,
hizo tu cuerpo alegre, tus luminosos ojos
y tu boca que tiene la sonrisa del agua”
Pablo Neruda.

_______

buscando unos labios donde reparar su locura
allí donde todos los labios parecen ciudades vacías

y se desvanece en latidos
de ese hermoso poema que aprieta contra su pecho
es otra vez y otra, el diecinueve de neruda

a pesar de la tenue lluvia
y de nunca esperar una respuesta
ella espera y espera, aferrada a la espera

junto a cien huesos de edificaciones de letras nuevas,
junto a las ruinas de versos que la aprisionan

-“niña morena… todo de ti me aleja”

los poetas maria, estos locos poetas…
ya no escriben poemas de amor ni canciones desesperadas,
ellos envían flores rojas por la web y extrañas postales

son flores rojas de oficio, sin marcas de etiquetas ni olores
y postales de manhattan bajo tediosas nevadas

sonríe maria apretando esas flores,
narrando el sueño gris de las postales blancas

mientras neruda, eternamente duerme en su pecho

-riela 560-