un soplo


“HAY que seguir el hilo del sueño
tejido en el tiempo.”
Cristina Elena Pardo

_______

te amé a grandes pedazos de miedo
cuando apenas ascendías a soplo

a duros recuerdos y a minutos descoloridos
entre las paredes senoidales del tiempo

así te amé, pequeña y recién llegada
cuando eras menos que una página escrita

 

-59 riada-

cirro golondrina


“EL tiempo hace conmigo
lo que las mareas a los vidriecitos
—los deja opacos, sin filos—”
Flora Francola.

_______

como un cirro golondrina
llega desinteresada y limpia,
numerando los estragos del tiempo encima

como si fuese un hermoso lunar recién visto
se descuelga para poner su mancha
sobre la alfombra de la tarde

-es la época en que la hoja muere-

y ella, apenas alude al camino
y a la pisada crujiente del transeúnte
que la delata

-riela 37-

son suturas


“FLOR intermitente para el ojal de tu camisa
para que no se te ocurra dejarme en el exilio
en el fárrago
de la sola palabra”
Lydda Franco Farías.

_______

no voy al mar
para contemplar el eco taciturno de su voz

no voy al susurro de las pisadas
ni a la lluvia espesa de septiembre,
que me esperan entre sus hilos
para hablarme de ella

voy a las palabras
para sostenerme en versos,
a solas

voy por el trozo dulce de almendra
que prometió siempre ser su boca

pero hay tantas suturas de frío,
tanto gesto demorado, tanto hastío prolongado

-riela 32-

frases tan tuyas


“¿CUÁNTOS caminos debe recorrer un hombre
antes de que le llamen hombre?
¿Cuántos mares debe surcar la blanca paloma
antes de dormir sobre la arena?”
Bob Dylan.

_______

-desvestida a lo incierto
-marcada por regiones capilares
-navegada, en tus ansias de asombros

-conquistada en la carne
-tuya, al guiño de tus jueves favoritos
-confesada, en el lupanar de tus ojos

-asomada, a la amabilidad de tu boca
-quieta, al manoseo experto de tus manos

-tibia, a tu proximidad golosa
-despacito y sin secretos

son estas “frases tan tuyas”
como un río al mar de tus presagios
asimétricos, absolutos, vastos…

 

-30 riada-

 

un trapo mojado


“A menudo los labios más urgentes no tienen prisa dos besos después.”
Joaquín Sabina.

_______

con la deuda de besos
en el bolsillo más izquierdo de tu blusa gris
llegas…

con tus pies menudos calzados de fecha importante
con el mes de agosto que apenas se marcha, en las manos

con ese bosquecito de palabras
que me quedaron fotografiadas desde la última navidad

me dices que soy un tonto
me sueltas el alma mientras aprietas mi mano
me guías, me encierras, me arrastras

me invitas un café, con leche, sin azúcar, con tu aliento
y ahora resulta que llueve, me sonríes como antes

pretendes colgarme de tu risa como a un trapo mojado

me gusta esa nueva maleta tuya, tan llenita de ausencias

te miro aparcada en aquella esquina de enero
donde te dejé la última vez

y así voy encontrando pedazos que perdiste en tu último vuelo

-te amo…
declaras y se inunda de nuevo la casa
con el color de tu mirada más larga

al fondo, sabina
-¿quién me ha robado el mes de abril,
cómo pudo sucederme a mi?

-18 riada-