son tres escamas


“AHORA te escribe sus propios versos
Tan imperfectos como su amor”
Ilka Oliva Corado.

_______

llega el recuerdo
redondeando sus tres escamas

pero es la escasa memoria del tiempo
lo que prevalece en forma de una veintena de hojas
fieramente mecanizadas

como tres botellas tiradas al viento,
unos lienzos de atardeceres tienen la cadencia
de escenas tontas, donde unos labios casi olvidados
acuerdan ser abismos sobre litorales yertos

al fondo de la tarde,
se columpian tímidamente
los ecos de la cordura

son dosis pequeñas de aquel mismo vuelo,
de las mismas tres formas inciertas que recalan
sin argumentos, pero con la vestimenta conocida, de una duda

-riela 645-

Anuncios

de formas sutiles


“COMO la primera gota que da sentido a una tormenta
o el colibrí que hace posible el néctar del tiempo,
soy la escama necesaria de un pez que gravita en círculos de hielo”
Ernestina Elorriaga.

_______

hay formas sutiles
que se elevan como hebras furtivas

un fulgor que trasciende
y aturde a las más tranquilas esquirlas

son esas ráfagas esquivas
que ebullen, tropezando netas imprecisiones mías

un súbito temblor
que delata distancias inmerecidas

ese algo de ti, marinera
mi diminuta hoguera, por donde sobrevuelan
unos pájaros, como signos zodiacales alados de horas ingrávidas

-642 riada-

a media hoja


“CUANTOS amaron tus momentos de alegre gracia,
Y amaron tu belleza con amor falso o verdadero,
Pero tan solo un hombre amó tu alma peregrina
Y amó hasta las penas de tu cambiante rostro”
William B. Yeats.

_______

a media asta,
a medio caracol entre el vaivén de unas olas,
a media piedra mojada sobre la arena seca

secreta, como las cartas guardadas en lo más alto del armario,
a mitad de la hoja que una rama olvidó en la ventana,
casi a mitad del poema, cuando ya no cumplen las palabras

a media distancia de la sombra ignorada,
a mitad del hilo que la nostalgia teje sin perfumar,
allí esta siempre ella, poseída, vestida de medianías

crepitando como guirnalda entre las acacias,
como el verso cautivo en las redes del mismo poema, siempre
como la melodía ya casi olvidada…

-riela 637-

celosías


“mi corazón
para que en él escarbes
busques tesoros
entierres muertos…”
Sabeli Ceballos Franco.

_______

celosías temblorosas
que se revelan de ese montón
de recovecos que exhiben sus ojos claros

se asoman
acomodando la catedral de su cuerpo
tan deletreado, en la humedad de una catarsis

y distorsionan distancias
al vaivén de unos desvelos, que como veleros
navegan dentro de la latitud de una misma botella

-riela 630-

pequeños miedos


“LA palabra trueno vuelve
a vibrar entre las hojas
como un volcán
como el océano
se estrella contra la frente de quien
sin pensarlo pero a sabiendas
vino a dejar sus pasos —
la huella de sus pasos
aquí
en esta orilla”
Teresa Arijón.

_______

mírame de nuevo
que tu mirada es perfecta y perdura en el tiempo
lo que la reparación de un beso

háblame luego
que tu voz senda mía, es el cauce tibio y seco
del total desguace de mis pensamientos

piénsame así, en silencio,
con ese estruendo hermoso de tus estrafalarios deseos
rodando los metros más permeables de mi cuerpo

ven, amándome en secreto
mientras me represas en sueños,
en aromas, en gestos y en pequeños miedos

-628 riada-

estos versos


“DE entre las peñas salen dos lindas comadrejas;
me miran y se alejan, huyendo, y aparecen
de nuevo, ¡tan curiosas!… Los campos se obscurecen.
Hacia el camino blanco está el mesón abierto
al campo ensombrecido y al pedregal desierto”
Antonio Machado.

_______

juegan a las mil veces del alba para tocar con palabras
la estructura metálica de unos alfileres

sobre el calendario de fechas marcadas
en amarillo, donde su mirada se hace sutil punzada
en ese número, suspirado desde los insomnios

el viento corre por los pasillos de la espera
y una melodía de ola que entre los escombros de la noche
escurre, se lleva y trae, se lleva y se lleva, su nombre…

hay sal en la deriva de dos lágrimas
y en los bordes peninsulares de estos versos

-riela 625-

where the stallion meets the sun


“CADA pocos años, vuelvo a todas las canciones y las actualizo para que nunca suenen como un espectáculo de oldies. Si vienes a los espectáculos, que están llenos de músculo. ‘Copacabana’ suena como que podría haber sido puesto en libertad ayer”
Barry Manilow.

_______

cuando te pienso marinera
me desvistes de lo que nunca ha sido mío

como en la previa digitalización de un beso,
infinidades estáticas, o tal vez fugacidades mecánicas, no sé…

yo ando perdido entre las frases pedregosas
de esa canción de barry manilow:

“lady take me high upon the hillside
high up where the stallion meets the sun”

y me queda esta riada tendida al viento
desde un hilo de tu risa

en la espera, sinatra desde las sombras seguramente sonríe
al magnifico devenir de la música eterna

y hoy, entre la serenidad de unas olas, andas tú mi niña marinera
dibujando sirenitas en alguna de esas playas invertebradas
de long island en nueva york…

-624 riada-