el twist del gallo


“YO tengo un gallo
que está reloco
con los pollitos
siempre está bailando un twist…
y este es el twist que bailan los pollitos
todos los pollitos a bailar el twist”
De algún recuerdo inusitado.

_______

no hay lugar ni un rincón apartado
donde detenernos un rato, para contarte
mi historia: “el twist del gallo”

desde temprano
recorro las venas de este mayo
para ver si te encuentro citadina y ya llovida

ya no me quedan edificaciones, tampoco avenidas
terquedades mías, ni anécdotas de béisbol donde no te hayan buscado
mis manos, bajo el misterio de la luna en música

-267 riada-

los puertos del alma


“NO es el tiempo
el que pasa.
Eres tú
que te alejas apresuradamente
hacia la sombra”
Meira Delmar.

 

_______

hay días tan espesos…
cuando las tormentas hacen inaccesibles
los puertos del alma

y el eco lejano del tiempo, es el mismo tiempo
inexplicable, envuelto en cajitas blancas
de kilos y kilos de tristeza amarrada

hay otros días de ilusión oceánica
de suaves y tibios anhelos, de sueños mínimos
con páginas y páginas de pájaros en alboroto exquisito

son días de horas tiernas y largas
de recuerdos volviendo a nombres, como si bastara
el caudal del sibaragua, para devolvernos un horizonte…

-riela 260-

espejo


“TE vistes con la desnudez de todos los espejos,
sin más abrigo que un festín de claridades”.
Beatriz Hernanz.

_______

mi mundo frente a un espejo -imagino-
debe ser como la algarabía de aquellas tantas veces
en que el mar lo habitaba todo, menos ese arco desde donde
disparaba yo, mis ojos

de espaldas al mar, un día se me secaron todas las algarabías
y quedan los ecos de algunos disparos -los más míos-
como fotografías desparramadas en mis bolsillos
transparentes, para acomodar nuevos ecos

con ternura, sostiene mi reloj su minuto más lento y más huérfano
en la vigilia de esta lluvia, sobre las acacias y las siemprevivas
que son ciudad en mi ventana

-riela 251-

echa a volar paloma


“LA gente más triste que he conocido en la vida son aquellas a las que no les importa profundamente nada.”
Frase de la película: Dear John

_______

echa a volar paloma
de las frías arterias de los mármoles

sacude el polvo de los horóscopos
y anida en la efervescencia de los insomnios

hazte cuchillo labial y corta ya
a estos versos cautivos, de la raíz del poema

y vuelve otro día, a los vapores de mi enramada
para contarte las lunas que nacieron de tu ausencia

-248 riada-

la piel andada


“EN las noches,
el mármol frágil de su silencio,
el preciado tatuaje, los trazos limpios
(han ahogado la luz
a la orilla; en la arena)
sobre la imagen tersa,
sobre la ofrenda inmóvil
de las praderas.”
Coral Bracho.

_______

devuélveme la piel andada
para nunca más volver a borrarla

mírate al espejo
desviste despacio esa estructura de tus abismos
para el vértigo hermoso bajo la ebriedad
de la lluvia

permite que te escriba, de nuevo
un poema a lo largo de tu pierna izquierda

sin que te duela
y que igual que los anteriores
termine en el dedo más largo de tu otro pie
con aquel: “para siempre”

-226 riada-

su ternura de barco


“CUANDO mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando”.
Rabindranath Tagore

_______

ella se ha convertido en mi frontera demarcada
por relámpagos azules

hermosa, descalza y fiera
emerge sobre los cadáveres de mis dudas

su mirada se ha robado la quietud cansada
de mis inviernos

golpe diminuto, dame otros minutos
para contar sus lunares

casi llega y sus pisadas arden
me trae al viento de occidente en su ternura de barco

transita inquieta y así navega por mis venas
como buscando unos versos del salitre de neruda

yo muero por el agua de su risa y mis ojos
apenas se sostienen asomados a su abismo azul

su pie más izquierdo pulsa los escalofríos
de mi pecho y mi corazón se puebla de alegrías

yo, un puerto que solo se sostiene para la espera
ella es la pupila azul, atravesada por la luz de la luna

la espero, frente a este mar abierto
bailando al filo de las palabras que ella me enseñó

mi boca la espera para escalar los centímetros
de sus labios, y supura la nostalgia en letras livianas

el viento se asoma por las ventanas del mundo
y aquí estoy, sosteniendo al tiempo entre palmeras

y con estas ansias de amarla que corren
como caballitos de mar, como costura en los harapos
como ilusión oceánica, sin término ni ocaso…

-riela 224-

doscientas veintidós palmeras


“VENGAN
quiero ponerlos
sobre las puntas
de mis dedos calientes
mariposa de invierno”.
Hilde Domin.

 

_______

meine liebe,
véngase pronto
pa’ este brocal lacustre

y pa’ la sombra
de las doscientas veintidós palmeras
que la urgen

sabe,
la luna aquí se deshoja,
las charcas sabotean de agua a las margaritas,
las pupilas abren y cierran como relámpagos repentinos

y la boca mía muere por el estallido de un beso suyo
en este cauce y a la hora que constela el alba
pa’ conspirar contigo

-222 riada-