doscientas veintidós palmeras


“VENGAN
quiero ponerlos
sobre las puntas
de mis dedos calientes
mariposa de invierno”
Hilde Domin.

 

_______

meine liebe,
véngase pronto
pa’ este brocal lacustre

y pa’ la sombra
de las doscientas veintidós palmeras
que la urgen

sabe,
la luna aquí se deshoja,
las charcas sabotean de agua a las margaritas,
las pupilas abren y cierran como relámpagos repentinos

y la boca mía muere por el estallido de un beso suyo
en este cauce y a la hora que constela el alba
pa’ conspirar contigo

-222 riada-

d e s p a c i t o


“Camino para mirar las calles
y pretender volar con las alas rotas
como la niña que corría
retornando siempre a casa
con un as bajo la falda”
Zazil Alaíde Collins.

_______

arrumados bajo el almendro
me jurabas que, siete por siete
era igual a otra madrugada contigo

para caer en tu emboscada
déjame hacerte noche primero, después
con tu fogata de labios, una gran llamarada

para que el alba nos encuentre habitando sombras
no censures mis palabras, tampoco temas al pentagrama
que mis manos, d e s p a c i t o vienen dibujando bajo tu falda

-185 riada-

del vórtice secreto del silencio


“DEJAN la página del libro abierta al azar,
algo sin decir, el tubo descolgado
y el amor, cualquiera que haya sido, una infección”
Anne Sexton.

_______

la nombro
y percibo su desnudez, como desde una caricia pirotécnica

tras bastidores,
allí donde se ensancha el cuerpo del cuarzo, en suave aliento

como en la colmena de tantos naufragios, pero sin un barco
como en la lata vacía, donde sortean su vuelo, los amaneceres

en la prórroga sur, otra vez ella
hecha trayecto sobre el pubis blanco de unas ansias
dentro, muy dentro del vórtice secreto del silencio

-riela 123-

federica y lola


“EL Mar
juega con la Botella
la desnuda
la enreda entre sus patas azules
le da vueltas”
Ana María Iza.

_______

me paseabas y mostrabas la misma ciudad sureña de siempre,
con tu alegría rozando mi ropa y tu estrategia
del beso y asombro de siempre…

-antes que el mall -me decías- aquí estaba la embotelladora
de sueños y más allá el bar “streap tease”,
donde bailaban federica y lola

y me enseñabas tu pecho

yo todavía construyo y reconstruyo
y algo de ti, aún anda salivando en mi boca

las desveladas manos de obrero que tengo
todavía sostienen los fósforos
que me alumbraron al pozo
de tus pupilas rurales

bendita tu cinta transportadora de besos
benditas las ruinas y la maleza de entonces
benditos los puentes caídos y las tuberías rotas

y bendito sea este día que deshoja conmigo
tu hilarante sonrisa aún vestida de rojo

-64 riada-