hangares de la poesía


“BULLE lava en nuestras oquedades,
amenazamos con mareas saladas
y la inocencia se ha secado
en nuestros atardeceres”
Rowena Hill.

_______

pienso
en las pequeñas aves
que habitan
confabulan
y festejan,
dentro de la palabra “melancolía”

pienso
en la rotura del ala
del ángel aquel

no es en los hangares de la poesía
donde la lágrima se hace culpa

allí, es donde el pez que fuma
no es más que un hilo
suspendido

y al final
no son más que cuerpos-pájaros
las mil estrellas estrujadas a lo alto
para vestir las pupilas póstumas,
sobre el corazón metálico
que nos va dictando
la noche…

-riela 200-

Anuncios

¿qué pensarían los gatos del cielo?


“POR culpa de los números
se me cayó la casa de la suerte
y hasta el amor más firme
se fue por la tangente”
Violeta Luna.

_______

fue una soleada mañana maracaibera
y no en una noche de luna llena
en que yo, me enamoré de ti

fue por eso, que al principio
yo me negaba a que tú existieras

luego, temí que huyeras
al descubrir, aquellas empalizadas mías en ruinas

aquel montón de escombros, que quizás para tu asombro
te confieso ahora, me rodeaban a mí

ay amor,
-¿qué pensarían tus siete gatos
y mis tres perros del cielo?

cuando llegaste tú,
transitada de suaves silencios
y te posaste entera, sobre mi cuerpo
y en poco menos que un asalto,
cortaste todas mis salidas
y consumías,
sin que mediara,
una sola palabra

en tu entrega
me rasgabas toda el alma
en un delirio de besos caídos
sobre tu puerto de lentos erizos
y en la dicha que desde tu boca
desembarcó como mi destino

-199 riada-

no es ventisca


“AÚN aquí, aún en los comienzos del amor,
su mano al abandonar la cara
da una impresión de despedida”
Louise Glück.

_______

aprendí del silencio, la serenidad pa’ esperarla
como los ríos esperan a esas tormentas que apabullan
y que nunca en realidad, desembarcan desde la eternidad

como las vocales nuevas que huyen de los diccionarios
llega sonriendo, me dice que detesta la lentitud
de los asombros de la luna, sobre las miradas
sin síntomas de un mar

y ella no es ventisca, es poesía y sin embargo:
-¿dónde fueron a parar aquellos pájaros empapados de nostalgia
y donde el aguaverde de esas madrugadas conque sus ojos
manipulaban al alba?

-riela 198-

oración


“BENDITAS sean las muchachas
que usan rouge y rimmel
beben vino con altos oficiales
y por las noches
–espejos y medialuz–
abren las piernas con decencia,
como cuando duele”
Mariela Dreyfus.

_______

creo en tu sonrisa ondulada, alada, inestable

creo en la poesía, cuando su único mérito incipiente
es ser el transporte de las palabras hasta su féretro de mar

en el olvido, cuando se presenta vestido de enemigo implacable

creo en eso de despintar melancolías desde ansias amuralladas
y en vaciar mi cantimplora de amaneceres, para llenarla con tu sed

creo en tu olor a duraznos y en ese vuelo violento que tiene tu mirada

creo en la perfección, cuando te miro tendida sobre este mayo lluvioso
en tus pasos hacia mí, cuando eres el soplo que enciende y apaga mis abismos

creo en tus abrazos redondos y amarillos, en los giros de la luz perfumada
ante tu rostro que casi, casi te hace ser el milagro más distante
desde donde cuelgo, para contemplar yo, mi vida

-197 riada-

nada que comprar


“Mis hijos son cuatro
son mis puntos cardinales
ellos no saben dónde queda mi pueblo
el país de mi memoria
nunca han querido ir a pisar y oler la tierra
que sostuvo los quejidos de mi madre”
Alberto José Pérez.

_______

la soledad busca su oferta de labios
entre los anaqueles de la casa
y solo encuentra:

-la longitud de la ventana abierta
-sin un pájaro, una rama, un nido
-un sueño en desuso y una espina alerta
-aquellos viejos mástiles míos
-dos barajitas sueltas

hoy de nuevo no hay nada que comprar
sigamos…

-riela 196-

venezuela


“Y si un día tengo que naufragar
y el tifón rompe mis velas
enterrad mi cuerpo cerca del mar
en Venezuela…”
Pablo Herrero y José Luis Armenteros.

_______

nombro patria
y la orquídea se rebela desde el sonido de un tambor
cuando todavía, no prela con el canto de un turpial

indómita ternura, la del método del araguaney
que sobrepasa los límites en miríadas de sueños nuevos
esos que viajan hoy camuflados, por las venas abiertas de venezuela

-riela 195-

liubliana


“LO que guardas dentro de ti no lo oye nadie.
Eres el único habitante de tu piedra.
Acabas de tirarla”
Aleš Šteger.

_______

nombro liubliana
y entonces, llueve

sube al escenario aleš šteger conversando con william blake
de aquel regreso que cose las desgarraduras de la primavera

yo me inclino por el agua y te apuesto marinera
un porcentaje de tu ruido, a que gana la lluvia

toma los boletos, que la cascada del relámpago se aproxima
al plan de vuelo que está en el portafolio de tu dermis
simplemente, donde guardas el huracán después del beso

-194 riada-