del vórtice secreto del silencio


“DEJAN la página del libro abierta al azar,
algo sin decir, el tubo descolgado
y el amor, cualquiera que haya sido, una infección”
Anne Sexton

_______

la nombro
y percibo su desnudez, como desde una caricia pirotécnica

tras bastidores,
allí donde se ensancha el cuerpo del cuarzo, en suave aliento

como en la colmena de tantos naufragios, pero sin un barco
como en la lata vacía, donde sortean su vuelo, los amaneceres

en la prórroga sur, otra vez ella
hecha trayecto sobre el pubis blanco de unas ansias
dentro, muy dentro del vórtice secreto del silencio

-riela 123-

la señora robinson


“Quedarme ha sido difícil
me sostiene una despedida velada
un entierro que me ancla
mi padre”
Luis Perozo Cervantes.

_______

a veces,
cuando tus colores rompen sobre la línea marrón de mis ojos
mi semblanza debe ser como la de dustin hoffman, cuando ante su inocencia
se desnudó para siempre, anne bancroft, con los colores de la señora robinson

yo,
vivo convocando tu mirada de riachuelo exhausto
entre la multitud citadina e impaciente de las películas de chaplin,
en tu olor a pan, tu sonrisa de párrafo olvidado, en tu voz de transeúnte

tú,
el proyector de mi orfandad, tus labios de julia roberts en mujer bonita
-¡Dios! me traspasa este mayo tan cálido, con solo mirarte bajar del autobús
y caminar hacia mí, sin presentir la ilusión que despiertas en mi orilla

nosotros,
arena y espuma sin un mar, yo sueño con el tiempo en que tú apenas juegas
tan simétrica a mi costado izquierdo, yo quiero tocarte, interpretar tus horas…
-¿seremos kim basinger y mickey rourke, en nuestras nueve semanas y media?

-122 riada-

la útil brevedad del suspiro


“NO lo olvides,
mi ser libre de sueños: yo también
vine a este mundo antes
que la nieve.”
Paul Auster

_______

hoy de nuevo:

-el labio flaco sin el amanecer de la trementina
-la vieja deuda de miradas sin adjetivos previos
-la osamenta de puertos cuidadosamente restaurados
-el poema sin título, en minúsculas siempre fingidas
-la caricia encuadernada en los bordes de su cuerpo
-la lluvia desmedida en la incandescencia de su boca
-el kilometraje de su cintura y otra tarde sin su sombra
-el vendaval abierto por el puñal demoledor de su ternura
-ese: “ya vengo” bajito -despacito- sin sujetador
-la útil brevedad del suspiro

-riela 121-

la ventana de la tarde


“SÉ que un amor
puede volverse blanco
como cuando se ve un alba
que se creía perdida”
Alda Merini

_______

intento mirar a los ojos de la húmeda nostalgia
y escuchar los escándalos del agua, en simples naufragios
que traducen palabras desde el barro, en suculento desparpajo

arrullo la fantasía adherida al océano de luz, que ella habita

y en la torpeza del ruido de lo ya añadido:
-¿es necesario el ardor del sueño simple
que llega con la música por fuera?

hoy su boca, es la almendra servida en la ventana de la tarde

-riela 120-

luna corpórea


“ES que somos tan inquietos. Sin embargo, concluido el viaje
sentimos que en nosotros -ya no rehenes
de la esperanza- había nacido otro temple.”
Rafael Cadenas.

_______

me ofrece un pasaporte y la taquicardia sin ropa
de unos atardeceres, pero es en su boca
donde el mar, se me hace jueves

quiere venderme un calendario nuevo
y me da crédito para otra bandera, pero es en su cuello
donde dos lunares, suman y suman tormentas

me regala versos, nombres de plazas, osadías,
mangos y arena blanca, pero es en la palidez de sus piernas
donde yo quiero, luna corpórea, flaca

-riela 118-